Respuesta al comunicado de "El Pozo" sobre el programa Salvados Granjas

El domingo 4 de febrero, la cadena de televisión privada «La Sexta» emitió en el programa Salvados un reportaje sobre las granjas de cerdos en España. El reportaje llevaba el siguiente título: «¿Qué hay detrás de la industria cárnica en España?»o «Stranger Pigs», aunque el reportaje es más conocido como «Salvados Granjas». Lo que el periodista Jordi Évole y los investigadores de Igualdad Animal se encontraron en una granja de cerdos horrorizó a 2.680.000 espectadores. Un veterinario experto en cerdos detectó lo siguiente en el estado de salud los cerdos de la granja: hambre, infecciones, úlceras, hernias, fracturas, amputaciones, lesiones neurológicas, canibalismo. Además, todos los cerdos son asesinados en mataderos, lo cual es maltrato y contrario a su bienestar.


El Secreto de El Pozo (Link)

La granja que vimos en el reportaje «Salvados Granjas» no es un caso aislado

Lo que todos vimos en dicha granja (granja Cerdos Hermanos Carrasco), la cual suministra cerdos a la empresa «El Pozo» (situada poca distancia de dicha granja), no es un caso aislado, sino que es lo habitual si se entra sin avisar en cualquier granja. Igualdad Animal realizó otra investigación en 172 granjas de cerdos elegidas al azar por todo el territorio español y en todas las granjas se encontraron lo mismo: cerdos con abscesos, hernias, heridas abiertas... un sufrimiento indescriptible. La investigación está accesible en la web: www.GranjasdeCerdos.org En dicha web puedes ver los vídeos de lo que se encontraron en las granjas de cerdos de las siguientes comunidades autónomas: Andalucía, Aragón, Castilla León, Castilla La Mancha, Cataluña, Extremadura, Madrid, Murcia, Navarra, País Vasco y Valencia. También se encontraron horrores en granjas a las que la industria cárnica les había dado el premio Porc D'or: Granja Caspe (Aragón), Granja Espadaler (Cataluña) y Granja Punsic 2 (Cataluña). Las granjas visitadas fueron tanto intensivas como extensivas.



La respuesta de la industria cárnica a las imágenes del horror

Al respecto del reportaje «Salvados Granjas», los responsables de «El Pozo», sin ponerse colorados, publicaron el siguiente comunicado oficial, en el cual dicen cosas que contradicen la Realidad y la lógica más elemental:


Sin haber visto el reportaje «Salvados Granjas», la pepera Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, afirmó que «el reportaje no hace justicia al sector» y salió en defensa de «El Pozo» sin importarle las irregularidades que todos vimos. El artículo «¿Para quién trabaja Tejerina? Un pozo negro de subvenciones y maltrato animal» aporta más detalles sobre esto.


A continuación voy a analizar el comunicado que publicó «El Pozo» respecto a la Realidad:

Los animales con abscesos, hernias, artritis y demás sí que acaban en el matadero

Según el comunicado de «El Pozo», «Los animales que aparecen en las imágenes del reportaje jamás entrarían en la cadena de producción de ElPozo Alimentación. Los controles estipulados por la legislación española y por la propia empresa hacen inviable esta posibilidad».

La anterior afirmación es desmentida por Alfonso Senovilla, veterinario e inspector de Sanidad en mataderos:

Animales con abscesos, hernias, artritis y demás pueden sacrificarse para consumo humano. Sí, por supuesto que sí. —Alfonso Senovilla, Veterinario e inspector de Sanidad en mataderos.

Además, si los cerdos que aparecen en las imágenes del reportaje jamás entrarían en la cadena de producción entonces ¿por qué el granjero sigue gastando dinero en alimentarles?... El granjero no les alimenta porque le importe el derecho a la salud y a la vida de los cerdos, sino porque cree que obtendrá un beneficio económico con la venta de su carne, pues esa es la razón por la que los granjeros alimentan a los animales a los que explotan. El mismo Alfonso Senovilla, veterinario e inspector de Sanidad en mataderos, confirma que:

Alguien que tenga una mínima idea de cómo funciona la industria del cerdo, sabe que un animal con malformaciones o patologías al nacimiento es inmediatamente eliminado de la producción. Es evidente que esos animales no han nacido con esos problemas, sino que han adquirido las patologías que presentan a lo largo del ciclo de producción. El único motivo por el que se los mantiene con vida y se los sigue alimentando, es por la posibilidad de enviarlos a un matadero con destino a consumo humano. —Alfonso Senovilla, Veterinario e inspector de Sanidad en mataderos.

Cerdo con absceso
Cerdos como estos acaban en las bandejas de carne de los supermercados

Las supuestas «inspecciones» de veterinarios a las granjas son una farsa

Según el comunicado de «El Pozo», «Los veterinarios oficiales de la Administración que realizan su labor en nuestra compañía, así como en todas las industrias del sector, inspeccionan permanentemente todos los animales que llegan a las instalaciones, antes y después de su sacrificio, y velan por el cumplimiento riguroso de las normas de seguridad alimentaria. El director general de Ganadería de la Región de Murcia así lo confirma en el citado programa».

El Pozo afirma en su comunicado que los animales que vimos en el reportaje pasaron por una «inspección», lo cual contradice las palabras del director general de Ganadería de la región de Murcia tras ver el vídeo de la granja inspeccionada por «Salvados Granjas»:

Me parece que es de muy mal ganadero y de una persona que no tiene escrúpulos ninguno. La granja debería ser cerrada. —Francisco José González, director general de Ganadería de Murcia, tras ver el vídeo de la granja inspeccionada por «Salvados Granjas».

El estado de salud los cerdos evidencia que hacía mucho tiempo que no pasaba un veterinario por esa granja. El propio Francisco José González confirma en el programa que en la región de Murcia hay aproximadamente unas 1500 granjas de cerdos de las cuales unas 650 se encuentran en la comarca de Lorca. Si no recuerdo mal, éste dice que unos 40 veterinarios aproximadamente revisan dichas granjas, los cuales avisan a las granjas 72 horas antes de realizar la «inspección», por llamarla de alguna manera. La Consejería de Agua Agricultura Ganadería y Pesca de la Región de Murcia indicó a Igualdad Animal que en el 2017, de las 1497 explotaciones de porcino de la Región de Murcia se inspeccionaron tan solo el 4,6% (69 explotaciones).

El supuesto «área de recuperación sanitaria» es una pocilga inmunda

Lo siguiente te lo dicen sin ponerse colorados. Según el comunicado de «El Pozo», «Las imágenes grabadas corresponden a un área de recuperación sanitaria, es decir, que son animales que tienen algún tipo de malformación o enfermedad de nacimiento, que deben vigilarse para controlar su evolución y mejora y, si no se produce, llevar a cabo su sacrificio sanitario. Así lo establece el código ético y deontológico de la ganadería española. Revisiones veterinarias periódicas determinan qué animales deben ser sacrificados sanitariamente».

Según «El Pozo», la pocilga inmunda que vimos en el programa «Salvados Granjas» es un «área de recuperación sanitaria», palabras bonitas que contradicen la Realidad. Si esas lamentables condiciones de vida es lo que «El Pozo» considera «sanidad» entonces imaginad cuál es su concepto de «bienestar» y de «salud pública». Evidentemente saben que lo que dicen no es cierto, pero no se les ocurrió otra idea mejor para tapar la barbarie que todos vimos.

Estos animales no pueden recuperarse de ninguna manera. Por favor, que no somos tontos. Por desgracia, estos animales ya no necesitan ninguna rehabilitación, lo que necesitan es dejar de sufrir. —Alfonso Senovilla, Veterinario e inspector de Sanidad en mataderos.

En el comunicado de «El Pozo» dicen que «ELPOZO ALIMENTACIÓN y CEFUSA tienen la conciencia tranquila tanto en lo relativo al Bienestar Animal como en materia de Seguridad Alimentaria». Mirad nuevamente las imágenes e imaginad el tipo de «conciencia» que tienen... Tienen la «conciencia» de hacerse ricos a costa del sufrimiento y de la muerte de los demás seres sintientes, y a ese malestar y maltrato lo llaman «bienestar»... el mundo al revés es el mundo de las mentiras.

El Partido Animalista PACMA también denunció las mentiras de la industria cárnica.


Salvados Granjas: desmontamos las mentiras (Link)

En el artículo «A propósito de Salvados» puede leerse más información que proporciona el veterinario de mataderos Alfonso Senovilla.

Igualdad Animal también respondió al comunicado de «El Pozo». Igualdad Animal está recogiendo firmas en la siguiente web: www.elsecretodeelpozo.com

El martes 13 de febrero de 2017 conocimos la noticia de que el grupo Fuertes (dueño de la marca ElPozo) decidió dejar de trabajar con la granja de cerdos Hermanos Carrasco que apareció en el programa Salvados. Lo que para «El Pozo» antes era un supuesto «área de recuperación sanitaria» parece ser que ahora es algo ilegal. De hecho es normal que en las granjas de producción industrial los cerdos estén en similares condiciones. Ese mismo martes también nos enterábamos de que dos cadenas de supermercados belgas (Colruyt y Delhaize) y una alemana (Rewe) retiraron los productos de El Pozo tras ver el reportaje de Salvados.

Tenemos el deber ético de rechazar el maltrato a los demás animales

El deber ético (Ética) se origina en los intereses, no en la especie humana.[1] Las granjas y los mataderos maltratan a quienes no son humanos porque usan la violencia contra ellos. Toda persona ética debe rechazar el consumo de productos y servicios de origen animal. Cada día es más fácil practicar la Ética porque cada día existen más alternativas y personas que se suman a la creación de una civilización que no esté basada en la violencia contra los demás seres sintientes, sino en el derecho a la salud y a la vida, ¡únete!