19 de septiembre de 2017

RESUMEN DEL BLOG

Dibujo de Sue CoeAño 2017, quienes no son humanos están siendo tratados como cosas, objetos, productos, mercancías, números, propiedades, bienes materiales, materia prima, recursos, elementos decorativos del paisaje, unidades de producción, kilos, toneladas, etc. Esto puede comprobarse tanto en la manera en la que se habla sobre ellos como en el maltrato al que se les somete: encierro, hacinamiento, hambre, golpes, amputaciones, matanza. Existe una ideología oculta tras el trato que se les está dando a quienes no son humanos, de la cual los humanos no salen impunes, aquí la llamaré ideología psicópata. Así lo explicaba Isaac Bashevis Singer en su libro «Enemigos, una historia de amor» (1972): «La vanidad con la que el hombre hace su voluntad con los animales, es vivo ejemplo de las teorías racistas más radicales: el principio de que tener el poder, es tener la razón».

ARGUMENTO:
"No está bien comer sangre, pero está bien comer carne"

RESUMEN: ¿Qué religiones prohíben comer sangre? ¿al comer carne se come sangre? Éstas son algunas de las preguntas a las que aquí vamos a responder.

Algunas religiones como el Judaísmo y los Testigos de Jehová basándose en la Torá (y en la Biblia), y el Islám basándose en el Corán, prohíben en sus libros sagrados comer sangre. Aunque dichas personas dicen que desangrando a los animales no comen sangre, lo cierto es que el cuerpo contiene millones de capilares que llegan a todas las células del cuerpo y en ellos siempre permanece sangre. Por tanto al comer carne se come sangre. No existe ningún estudio científico que diga que al salar la carne ésta queda completamente sin sangre: aunque a la carne se la ponga a salar, en ella siempre queda algo de sangre que el judío se come. Por lo tanto quienes siguen las religiones mencionadas no deberían comer carne.

Palabras clave: capilares, halal, kosher, sangre

18 de septiembre de 2017

ARTÍCULO:
También condenamos las matanzas religiosas

Falacia taurina de la Fiesta del cordero
Algunos panfletos destinados a un público de cociente intelectual bajo publican artículos falaces en los que se afirma que «los animalistas (veganos incluidos), antitaurinos y el partido animalista PACMA no condenan ni se manifiestan contra la matanza de animales en ritos religiosos, pero en cambio sí que condenan y se manifiestan contra la tauromaquia». Diciendo eso, los taurinos y los islamófobos creen haber encontrado un nuevo «argumento» para seguir defendiendo la barbarie de la tauromaquia y el odio irracional hacia cualquier musulmán. Como mostraré a continuación, estas personas están muy desinformadas, pero antes de empezar voy a explicar los orígenes de este rito religioso.

17 de septiembre de 2017

ARTÍCULO:
Crítica al concepto "carnismo"

Melanie Joy Love dogs
Melanie Joy es profesora de Psicología y de Sociología en la Universidad de Massachussetts. En septiembre de 2001, Melanie Joy menciona por primera vez el concepto «carnismo» en su artículo «From Carnivore to Carnist: Liberating the Language of Meat», publicado en Satya. En él denuncia que mientras que la ideología de no comer animales está definida como «vegetarianismo», la ideología de comerlos no tiene ninguna etiqueta, por esa razón se inventa el concepto «carnismo», definiéndolo como «un sistema de creencias que subyace a los actos de producción y consumo de carne». En este artículo no menciona ni una sola vez la palabra «veganismo» (práctica ética), sino que parece confundir éste con el «vegetarianismo» (tipo de alimentación).

Melanie revisa el concepto carnismo en su libro «Why We Love Dogs, Eat Pigs, and Wear Cows», publicado en 2009 y traducido como «Por qué amamos a los perros, nos comemos a los cerdos y nos vestimos con las vacas». En él, Melanie dice que «el carnismo es un sistema invisible de creencias que nos condiciona a comer a unos animales, pero no a otros».

A continuación voy a hacer una crítica al uso del concepto «carnismo».

16 de septiembre de 2017

ARGUMENTO:
“Algunos animales se matan entre sí, por tanto es éticamente correcto imitarles”

RESUMEN: ¿Es éticamente correcto imitar los comportamientos que tienen animales no humanos? Éstas son algunas de las preguntas a las que aquí voy a responder.

Es sorprendente que quienes normalmente creen que el comportamiento de los animales no humanos es irracional o salvaje, utilicen, cuando les conviene, un argumento que implica imitarles, y generalmente imitar a los animales violentos, no a los pacíficos. La Ética no consiste en imitar a otros acríticamente (sean de la especie que sean), sino en hacer lo éticamente correcto o lo menos malo.

Palabras clave: imitación