PROYECTO:
Convertir en Software la Ética Basada en la Realidad (SEBR)

Aquí hablaré sobre el objetivo que tengo de covertir la Ética Basada en la Realidad (EBR o veganismo RV[1]) en un software. A dicho software lo llamaré Software de Ética Basada en la Realidad (SEBR). SEBR tomará decisiones éticas a partir de los datos que conozca sobre una determinada situación.

He pensado que el dilema del tranvía[2] puede ser un buen comienzo para crear el núcleo de SEBR.


Os cuento un poco sobre mi relación con la programación informática. A los 12 años me inicié en la programación en GW-BASIC, continuando con RM-COBOL 85 y DBASE IV. Aprendí lenguaje ensamblador para microprocesadores 8086 y lenguaje C por mi cuenta, estudiándolos luego en el ciclo formativo de Desarrollo de Productos Electrónicos, aunque en lugar del 8086 programé microcontroladores. Más tarde, en la carrera de Informática de Sistemas, programé en PASCAL, en C, en POO, etc. y aprendí otras cosillas. Sin embargo, tengo la programación aparcada desde que me comencé a interesar por la Filosofía, especialmente por la Ética, por lo que no estoy en forma y estoy desactualizado. Debido a ello me vendría muy bien que alguien me ayudara con la parte de programación, pues no quiero dejar de lado la actualización del blog. Si estás interesado puedes ponerte en contacto conmigo en: respuestasveganas[arroba]gmail.com

Os seguiré informando sobre SEBR mediante la actualización de este artículo.

A continuación dejo una curiosidad graciosa.


«Paranoia» es un juego de rol de humor en el que El Ordenador
dirige la sociedad, aunque en este caso es una distopía jeje 

«El juego de rol «Paranoia» se ambienta en el Complejo Alfa, una inmensa ciudad subterránea controlada por El Ordenador, un sistema de inteligencia artificial esquizofrénico, que fue programado para procurar la felicidad de sus habitantes, felicidad que es obligatoria. Sus protocolos de acción incluyen la ejecución sumaria ante cualquier indicio de anormalidad en su sociedad «perfecta». El problema es que todos los ciudadanos tienen, por lo menos, dos motivos de traición: pertenecer a una sociedad secreta y tener un poder mutante. Además, el mismo ordenador da órdenes contradictorias que en caso de no ser cumplidas en su totalidad (lo que muchas veces resulta imposible), también son motivo de traición.»