RESUMEN DEL BLOG: ÉTICA Y VEGANISMO

En el presente artículo expongo resumidamente el contenido del blog Respuestas Veganas de una manera lo más ordenada posible para facilitar el razonamiento ético. Si, manteniendo el orden de lectura, lees algo con lo que no estás de acuerdo o sobre lo que quieres profundizar entonces accede al artículo correspondiente enlazado [entre corchetes], aunque estoy cambiándolo por argumentos enlazados. Este artículo contiene las ideas principales que defiendo, pero iré actualizándolo para que haga referencia a todos los artículos del blog a modo de índice.

[ARTÍCULO EN CONSTRUCCIÓN]


La Realidad es lo que ES, lo que EXISTE. Lo que ES incluye a los seres sintientes que mediante sus intereses quieren imponer su DEBER SER. El DEBER SER universalizado se llama ÉTICA.


LA REALIDAD Y LA APARICIÓN DE LOS SERES SINTIENTES

Algunas personas dicen que «La materia/energía y la Lógica no son verdades absolutas, todo es relativo». Sin embargo existe una Realidad compartida llamada «Universo» que está compuesta por la existencia de materia y de energía. La existencia de la materia y de la energía implica reconocer la existencia del espacio y del tiempo: la materia y la energía que existe ahora en un determinado lugar podría no existir pasado el tiempo en ese mismo lugar, es decir, la Realidad es cambiante, pero lógica: lo que es, es (A=A), algo existe o no existe, algo no puede ser y no ser. Algunas personas dicen que «la materia no existe» y por lo tanto niegan el cuerpo material de los demás junto con sus necesidades biológicas; si éste es tu caso entonces estás negando la Realidad: es posible que estés trastornado y por lo tanto no tiene sentido que sigas leyendo. Si reconoces que la materia existe entonces reconoces que los demás también tienen un cuerpo con necesidades fisiológicas y que estos seguirán existiendo aunque tú dejes de existir.
(Tema: Realidad)

En la misma línea de ataque a la Realidad, los religiosos dicen que «existen cosas no naturales, cosas que no son parte de la naturaleza», por eso dicen que «los humanos no son seres naturales» y concluyen que «los humanos no son parte de la naturaleza, sino que existen los humanos por un lado y la naturaleza por otro lado». Sin embargo, todo lo existente en el Universo es naturaleza y natural, pues lo «no natural» no existe y es rechazado por la Física. La trampa que usa la religión es llamar «no natural» a lo artificial, pero lo artificial es lo natural creado por alguien. Por eso los humanos son seres naturales que son parte de la naturaleza, no están separados de ella. Si aceptamos el hecho de que lo «no natural» no existe entonces rápidamente vemos lo absurdo que es afirmar que «Lo natural es bueno y lo que no es natural es malo».
(Temas: Falacia de la naturaleza, Apelación a la naturaleza)

Por eso los religiosos que dicen que «los humanos no son seres naturales» también dicen que «los humanos no son animales, les creó un dios»... Sin embargo, los humanos y el resto de animales no fueron creados. La materia lleva evolucionando desde hace millones de años llegando ésta a transformarse en seres vivos unicelulares (célula primogénita), como las bacterias y los protozoos. Dichos seres vivos han evolucionado mediante selección «natural»(1) a formas más complejas: hongos, plantas, animales (entre ellos los humanos), etc. Por lo tanto los humanos son animales de la especie Homo sapiens, es decir, los humanos son el resultado de la evolución biológica, no fueron diseñados ni creados. (Tema: Evolución biológica)

Tras millones de años de evolución, algunos seres vivos desarrollaron un sistema nervioso que en algunas especies acabó centralizándose en un cerebro. Por experiencia propia, sabemos que del cerebro emerge un fenómeno natural llamado «conciencia» que consiste en que la materia se reconoce a sí misma como un ser (cuerpo) separado del resto de seres. La conciencia es consciente de una parte de la Realidad, siente y tiene intereses. Algunas personas dicen que «Los animales no humanos no tienen conciencia ni autoconciencia», sin embargo podemos inferir lógicamente la existencia de conciencia en todo ser que tiene un cerebro. (Tema: Conciencia)

Cada conciencia es un sujeto, es decir, cada conciencia es alguien que siente y que tiene intereses: una conciencia es un ser sintiente. Las experiencias esenciales de los seres sintientes son sentir dolor y sentir placer. Gracias a la capacidad para sentir dolor, los seres sintientes podemos detectar cuando nuestro cuerpo está siendo dañado y de esta forma escapar de la fuente de daño o enfrentarnos a ella mediante el uso de la violencia. Gracias a la capacidad para sentir placer, los seres sintientes podemos detectar cuando nuestro cuerpo está siendo protegido mediante la satisfacción de sus necesidades biológicas, así como divertirnos. Ya son muy pocos los psicópatas que afirman que «los animales no sienten dolor, por tanto no tienen interés de evitar el dolor» o que afirmen que «los animales no tienen la capacidad ni el interés de disfrutar», pues la comunidad científica reconoce un hecho obvio: la inmensa mayoría de animales sentimos dolor y placer en nuestros cerebros. Y el dolor y el placer lo siente alguien, por lo tanto reconocer la existencia de dichas experiencias implica reconocer la existencia de subjetividad y por tanto la existencia de conciencia. (Temas: Dolor, Disfrutar)

Es importante tener claro que la conciencia propia solo es demostrable empíricamente para uno mismo: no podemos demostrar empíricamente la conciencia propia a los demás, ni los demás pueden demostrarnos empíricamente la existencia de sus conciencias porque los demás no pueden ser uno mismo y uno mismo no puede ser los demás. Sabemos que existen otras conciencias por deducción lógica: como la conciencia propia emerge de un cerebro entonces otros seres con cerebro también tienen una conciencia. Por esta razón es absurdo afirmar que «las plantas también sienten, tienen una conciencia» o afirmar que «un software también puede tener una conciencia», pues las plantas no tienen cerebro, y en el caso de construir un aparato electrónico que «imite a un cerebro» no estaría hecho con el mismo material, por lo que concluir que tiene conciencia sería una conclusión gratuita. (Temas: Plantas, Inteligencia Artificial)

EL DESCUBRIMIENTO DE LA ÉTICA

Es muy llamativo lo poco frecuente que se escucha a las personas usar la palabra «Ética», y en cambio es frecuente escucharles defender ideas religiosas como la compasión (respetar por pena), «los valores» («ética» de la virtud de Aristóletes => Tomás de Aquino) que son conceptos relativistas, etc. Asimismo llama la atención que, generalmente por ignorancia, usan la expresión «no podemos» (realmente sí podemos) en lugar de usar la expresión «no debemos» o «no se debe».

Debido a que el derechismo liberal (ideología política de ricos) rechaza lo que llama «derechos positivos», dicha ideología afirma que «Omitir auxilio es éticamente correcto, no tenemos la obligación de ayudar», para de esta manera rechazar el pago de impuestos. Por eso promueven la sanidad privada y destruyen la sanidad pública. Sin embargo, la Realidad es que existe una relación causa-efecto entre lo que elegimos no hacer y lo que les ocurre a los demás seres sintientes debido a dicha omisión. Esto quiere decir que es posible hacer daño a los demás mediante una omisión (ej: omitir asistencia médica y medicinas), así como también es posible hacerles daño directamente. Por lo tanto elegir «no hacer nada» no nos aísla de lo que está ocurriendo: debemos elegir hacer el mal menor, es decir, la Ética es consecuencialista. Todos los derechos son a priori. Con esto queda rebatido el liberalismo, pues rechaza el derecho a la salud y por lo tanto el derecho a la vida. (Tema: Omisión)

Los seres sintientes tenemos intereses. Un interés significa que alguien quiere que ocurra algo. Cuando alguien satisface uno de sus intereses eso es bueno para él y cuando se frustra uno de sus intereses eso es malo para él, y esto es cierto para cualquier ser sintiente: la satisfacción de intereses es el bien y la frustración de intereses es el mal. Por lo tanto el bien y el mal son hechos objetivos. Por eso decimos que la satisfacción de intereses es éticamente correcta y la frustración de intereses es éticamente incorrecta.[10] (Tema: El bien y el mal)

Si alguien tiene un interés entonces no quiere que los demás lo frustren: defiende que los demás no deben frustrarlo. Por lo tanto cualquiera quiere que sus propios intereses no sean frustrados: «MIS intereses no deben ser frustrados», y cuando universalizamos dicha norma egocentrista[11] inferimos la norma: «LOS intereses no deben ser frustrados». Pero como vimos que la Ética es consecuencialista entonces los intereses deben ser frustrados si estimamos que omitir esa acción causará un mal mayor. Por lo tanto, la Regla de Oro de la Ética es: «A priori, los intereses no deben ser frustrados».[12] (Temas: Egocentrismo, Falacia lógica)

La Ética es sensocentrista[13] porque la Regla de Oro se origina en los intereses de los TODOS seres sintientes, no se origina en la especie humana ni solo en los intereses de los humanos, como dice el antropocentrismo[14], ni en los animales como dice el animalcentrismo[15], ni en los intereses de alguien en concreto como dice el egocentrismo[11], ni en la obediencia a «dioses» como dice el teocentrismo[16], etc. (Temas: Sensocentrismo, Antropocentrismo, Animalcentrismo, Egocentrismo, Obediencia)

PONER EN PRÁCTICA LA ÉTICA: VEGANISMO

Una vez que hemos descubierto la Ética Basada en la Realidad tenemos el deber ético de ponerla en práctica para acercarnos tanto como podamos a un Universo en el que los intereses no sean frustrados. Por eso no es ético afirmar que «los humanos deben extinguirse», pues solo se deben extinguir los humanos que rechazan la Ética. Los humanos éticos defienden el derecho a la salud y a la vida de los seres sintientes, por eso no deben abandonar a su suerte a los demás seres sintientes en la Tierra y en otros planetas si en ellos los hubiera.

Para ser coherentes con el respeto a los demás debemos practicar el veganismo: debemos evitar participar y evitar promover todo aquello que frustra los intereses de los demás seres sintientes, por acción directa y por omisión. El veganismo es respetar a los demás seres sintientes. Lo éticamente correcto es vegano y lo vegano es éticamente correcto. Algunos dicen que «el veganismo es la doctrina de que el hombre debe vivir sin explotar a los animales no humanos», sin embargo, asesinar a humanos también es éticamente incorrecto y por lo tanto es contrario al veganismo. (Tema: Veganismo)

Para que se respete a los demás seres sintientes, el veganismo rechaza el consumo de productos y de servicios de origen animal. Documentales como Earthlings nos muestran cómo se maltrata a los seres sintientes no humanos para obtener de ellos diferentes productos y servicios que debemos rechazar e ilegalizar.


Documental Earthlings (Link) (Link2) (Link3) Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Russian
Puedes ver otros documentales aquí.

Todavía hoy escuchamos que personas desinformadas afirman que «los humanos deben comer productos de origen animal para estar sanos» o que «los humanos necesitan comer productos de origen animal para estar fuertes». Sin embargo, teniendo en cuenta la evidencia empírica de millones de veganos saludables y multitud de estudios científicos y de metaestudios, la ciencia de la nutrición afirma que la alimentación vegana equilibrada es sana para todas las etapas de la vida, incluso para deportistas profesionales. Por ejemplo, la Academia de Nutrición y Dietética de EEUU, fundada en 1917 y formada por más de 67.000 profesionales de la nutrición, en su informe «Position of the Academy of Nutrition and Dietetics: Vegetarian Diets» dice lo siguiente:

«Las dietas vegetarianas (vegana incluida) planeadas de manera apropiada son sanas, nutricionalmente adecuadas y pueden aportar beneficios para la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades. Estas dietas son apropiadas para todas las etapas de la vida, incluyendo el embarazo, lactancia, niñez, pubertad, adolescencia y la tercera edad. También para atletas. Las dietas basadas en vegetales son más sostenibles medioambientalmente que las dietas ricas en productos de origen animal porque consumen menos recursos naturales y causan un impacto medioambiental mucho menor.»
(Temas: Alimentación vegana, Deporte)

Además de la evidencia empírica de miles de animales no humanos que están sanos alimentados con piensos veganos, la ciencia de la nutrición afirma que la alimentación vegana equilibrada es sana para animales no humanos omnívoros e incluso para carnívoros.[25] (Tema: Piensos veganos)

Algunas personas dicen que «los humanos son omnívoros, por tanto deben comer carne» porque erróneamente creen que «un dios nos creó con una naturaleza humana» y por ello creen que tenemos el deber ético de respetar esa «naturaleza» no cambiante que niega la teoría de la evolución de las especies. Por eso estas personas, que asumen erróneamente que existen las cosas y los comportamientos «no naturales», dicen que «lo natural es bueno y lo que no es natural es malo». Es habitual que estas personas religiosas usen como sinónimo de «no natural» las expresiones «anti-natural» y «contra natura». Sin embargo, los humanos son biológicamente omnívoros, desde que existen hasta que mueren, por lo tanto los veganos son omnívoros. Ser biológicamente omnívoro no implica el deber ético de comer productos de origen animal, como dicen quienes afirman erróneamente que existe una «naturaleza humana». (Temas: Omnívoros, Apelación a la naturaleza)

En cambio, otras personas afirman erróneamente que «algunos animales se matan entre sí, por tanto es éticamente correcto imitarles». Asimismo, también es erróneo afirmar que «debemos alimentarnos según lo que describe la cadena alimenticia», pues las cadenas alimenticias solo describen el flujo de nutrientes más habitual entre especies, lo cual no implica ningún deber ético. (Temas: Imitación, Cadena alimenticia)

FALACIAS USADAS CONTRA LA ÉTICA Y CONTRA EL VEGANISMO

Algunas personas intentan rebatir la Ética denunciando supuestos errores prácticos de alguien. Por ejemplo, cuando dicen que «los veganos también matan animales», sin embargo una mala práctica no rebate la teoría. Un caso concreto de esta falacia es cuando algunos dicen que «para producir vegetales se mata a animales en los campos de cultivo», creyendo erróneamente que esa imperfección práctica rebate la Ética y su puesta en práctica mediante el veganismo. No rebate nada. Otras veces esta falacia se centra más en lo personal y entonces es conocida como falacia ad hominem, por ejemplo cuando alguien te dice «Tú no eres la persona más apropiada para decirme que debo ser vegano» para intentar callarte solo porque en el pasado no eras vegano o por alguna otra razón personal. (Temas: Teoría-Práctica, Campos de cultivo, Ad hominem)

Otras veces aparecen personas diciendo que «Hitler era vegetariano, por tanto no debemos ser veganos». Además de no tener clara la diferencia entre vegetarianismo y veganismo, y que Hitler no fue vegetariano y mucho menos vegano, estas personas asumen erróneamente que todo lo que hizo Hitler es éticamente incorrecto o erróneo: respirar, alimentarse, andar, etc. El argumento que usan estas personas es tan absurdo como si le dices a alguien «tengo pareja» y te responde «como Hitler, qué mal». (Tema: Hitler)


[ARTÍCULO EN CONSTRUCCIÓN]




NOTAS

(1) Al usar la expresión «selección natural» se está asumiendo que existe la selección «no natural», lo cual es asumir un absurdo porque todo lo existente es naturaleza y natural. Lo correcto es usar la expresión «selección no artificial».