NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo...........................................

21 jul. 2016

ARTÍCULO:
La inteligencia de las cabras y de las ovejas

Quienes no son humanos razonan, son inteligentes[1]. A continuación se adjuntan estudios sobre la inteligencia de las cabras y de las ovejas.

Tradicionalmente se pensaba que los animales domésticos no eran inteligentes debido a su docilidad y a que tienen un cerebro más pequeño que el de sus homólogos salvajes. Por esta razón hasta hace no mucho se veía absurdo estudiar la inteligencia de estos. No fue hace tanto tiempo que se comenzó a estudiar la inteligencia de perros. Aunque los perros resultan ser menos inteligentes que los lobos en algunas pruebas, en cambio en otras son más inteligentes que los lobos. Actualmente se está estudiando la inteligencia de otros animales domésticos.

Estudios sobre la inteligencia de cabras y de ovejas

- El 26 de marzo de 2014, la revista «Frontiers in Zoology» publicó un estudio titulado «Goats excel at learning and remembering a highly novel cognitive task» en el que se comprobó la capacidad de un grupo de cabras para resolver un problema. Los investigadores presentaron a las cabras «el desafío de las frutas artificiales», un problema cognitivo originalmente desarrollado para primates. Los investigadores colocan una fruta dentro de una caja, que sólo podría ser alcanzada mediante la resolución de un rompecabezas. En este caso, las cabras tenían que utilizar sus dientes para tirar de una cuerda para activar una palanca, y luego levantar la palanca hacia arriba con su hocico para acceder a la fruta. Nueve de las doce cabras tuvo éxito trás comprender el funcionamiento del mecanismo, pero es necesario puntualizar que no se consideró como éxito que algunas cabras resolvieron el problema utilizando sus cuernos en lugar de la boca. Romper las reglas del juego puntúa negativo en este tipo de experimentos, pero puede denotar una gran capacidad de adaptación. También se puso a prueba la memoria a largo plazo de dichas cabras, enfrentándolas al mismo problema 10 meses después, pero todas accedieron a la comida en menos de un minuto, lo que demuestra su buena memoria a largo plazo. En cuanto al aprendizaje social, las cabras nuevas no aprendían observando a otras, sino que preferían aprender por sí mismas.

- El 31 de enero de 2011, la revista «PLOS ONE» publicó un estudio titulado «Executive Decision-Making in the Domestic Sheep» que pretendía comprobar si las ovejas podrían ser usadas como modelo de la enfermedad de Huntington, sustituyendo a macacos. El estudio probó la capacidad de las ovejas paras realizar pruebas de función ejecutiva (aprendizaje por discriminación, aprendizaje inverso y atención de puesta en desplazamiento). Las ovejas pueden realizar tareas cognitivas "ejecutivas" que son una parte importante del repertorio del comportamiento de los primates, pero que nunca se habían demostrado en ningún otro animal grande. El estudio concluye que las ovejas tienen un gran potencial, no sólo para su uso como modelo de la enfermedad de Huntington, sino también para el estudio de la función cognitiva y la evolución de comportamientos complejos en animales normales.

- El 30 de julio de 2004, el periódico BBC publicaba una noticia titulada «Crafty sheep conquer cattle grids» en la que informaba que unas ovejas inglesas habían desarrollado un método para superar el «paso canadiense», una estructura que se instala en el punto de acceso por carreteras y pistas rurales a fincas, parques y otras superficies con la finalidad de evitar el escape o el ingreso de ganado y otros animales, mientras que no obstaculiza el movimiento de vehículos, maquinaria y peatones. Las ovejas se tumbaban y rodaban por encima para poder pasar al otro lado y así poder destrozar alegremente las cosechas de los vecinos. Una portavoz de la National Sheep Association dijo: «Las ovejas son criaturas muy inteligentes, tienen más intelecto que el que la gente está dispuesta a concederles»

- El 8 de noviembre de 2001 la revista «Nature» publicó un estudio titulado «Sheep don't forget a face» en el que se concluye que las ovejas pueden al menos reconocer el rostro de 50 ovejas y de 10 humanos durante al menos 2 años. Además, al igual que nosotros, utilizan el lóbulo temporal en el reconocimiento de rostros, y son igualmente dependientes de si la cara está del revés o no.

- En mayo de 1998 la revista «Behaviour» publicó un estudio titulado «Reconciliation in Domestic Goats» que muestra cómo las cabras se reconcilian ante la existencia de un conflicto.