NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo...........................................

22 jul. 2016

ARGUMENTO:
"Los veganos también matan animales, el veganismo no existe"

RESUMEN: ¿La práctica del veganismo es perfecta? ¿una práctica imperfecta rebate la teoría en la que se basa dicha práctica? Éstas son algunas de las preguntas a las que aquí vamos a responder.

El hecho de que una teoría se practique de manera imperfecta no rebate dicha teoría. El veganismo es una práctica imperfecta, y más en sociedades no éticas, pero cuantas más personas practiquen el veganismo se crearán nuevas alternativas y más sencillo será que la práctica del veganismo sea menos imperfecta.

Palabras clave: práctica imperfecta

El deber ético se origina en los intereses, que universalizados se convierten en la Regla de Oro de la Ética: «a priori, los intereses no deben ser frustrados»[1]. Ésta es la razón por la que las normas de la Ética operan con los intereses de los seres sintientes, es decir, la Ética es sensocentrista[2]. Discriminar arbitrariamente a alguien (por su especie, raza, sexo, etc.) viola el Principio de Igual Consideración de Intereses[3]. Para ser lo más coherente posible con la Ética se debe evitar frustrar los intereses de los seres sintientes, para lo cual se debe practicar el veganismo[4]. Algunas personas plantean dificultades prácticas para hacer lo éticamente correcto:

Algunas personas que rechazan la Ética dicen que los veganos también matan animales, como si ello fuera una razón para rechazar la Ética y para no practicar el veganismo. Estas personas dicen que quienes se denominan «veganos» matan animales al andar, al usar transportes, al comprar productos con ingredientes animales ocultos, al dar dinero a personas que utilizan ese dinero para comprar productos de origen animal, al tener dinero en bancos no veganos, al contaminar con el consumo (producción, transporte, residuos), al matar animales en los campos de cultivo[5], etc. En resumen, estas personas pretenden rebatir la Ética diciendo que no hay nadie que practique el veganismo al 100%, es decir, que viva sin perjudicar a seres sintientes. Por eso alguna de estas personas incluso llega a decir que «los veganos no existen» (ver imágen adjunta), como si no existiesen millones de humanos que tienen como objetivo ético acabar con la explotación y la matanza de seres sintientes. El error de estas personas es creer que una teoría ética se la rebate si alguien la sigue de manera imperfecta en la práctica, ya sea voluntaria o involuntariamente. El veganismo es una práctica imperfecta, y más en sociedades no éticas, pero cuantas más personas practiquen el veganismo se crearán nuevas alternativas y más sencillo será que la práctica del veganismo sea menos imperfecta. Como un fin justo justifica los medios[6] entonces, para avanzar hacia el objetivo de un mundo ético, es menos malo practicar un veganismo imperfecto que suicidarse para no perjudicar a otros seres sintientes.