NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo...........................................

7 abr. 2016

SALUD:
Estudios sobre alimentación y cáncer

Antes de entrar en temas de salud es necesario dejar claro que el antropocentrismo es la creencia absurda según la cual «los humanos deben ser respetados porque son humanos»[1]. El antropocentrismo tiene como consecuencia que quienes no son humanos sean discriminados arbitrariamente en lo que se ha venido a llamar «discriminación especista»[2], la cual genera una inmensa cantidad de sufrimiento y de matanza que son un atentado contra la Ética[3]. Continuemos con el tema de la salud.

En base a numerosos estudios científicos sobre nutrición, las más grandes organizaciones de nutricionistas profesionales han avalado públicamente la alimentación vegetariana estricta equilibrada como una alimentación sana para todas las etapas de la vida[4]. Los productos de origen animal no sólo son innecesarios para una buena salud, sino que además son responsables en la aparición de numerosas enfermedades, tal y como demuestran los numerosos estudios científicos realizados[5]. En este artículo nos centraremos en el hecho de que los estudios científicos afirman que la alimentación vegetariana estricta reduce el riesgo de padecer cáncer.

Estudios del año 2016

En octubre de 2016 se publicó en «Glycoconjugate Journal» un estudio titulado «Developmental changes in the level of free and conjugated sialic acids, Neu5Ac, Neu5Gc and KDN in different organs of pig: a LC-MS/MS quantitative analyses» que muestra que el consumo de carne roja, en particular los órganos de los cerdos, puede aumentar el riesgo de formaciones tumorales. El estudio se concentró en una molécula de azúcar ácido siálico no humano llamado Neu5Gc.

En abril de 2016 el American Institute for Cancer Research (AICR) y la World Cancer Research Fund (WCRF) publicaron el informe «Diet, Nutrition, Physical Activity and Stomach Cancer» en el que encontró una relación entre comer carne procesada y el desarrollo de cáncer en la parte baja del estómago: «Por cada 1,8 onzas (50 gramos) de carne procesada comido por día, todos los días -el equivalente a un perro caliente-, el riesgo de cánceres de la parte inferior del estómago se incrementa en un 18 por ciento», que coincide con las cifras dadas por la OMS.

Penniecook-Sawyers JA, Jaceldo-Siegl K, Fan J, Beeson L, Knutsen S, Herring P, Fraser GE. Vegetarian dietary patterns and the risk of breast cancer in a low-risk population. Br J Nutr. 2016 Mar 18:1-8.

Appleby PN, Crowe FL, Bradbury KE, Travis RC, Key TJ. Mortality in vegetarians and comparable nonvegetarians in the United Kingdom. Am J Clin Nutr. 2016 Jan;103(1):218-30.

26 DE OCTUBRE DE 2015: LA OMS AÑADIÓ A LA CARNE EN LA LISTA DE SUSTANCIAS CANCERÍGENAS

El 26 de octubre de 2015, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), que es el órgano de la Organización Mundial de la Salud (OMS) especializado en el cáncer, publicó una nota de prensa titulada «El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer evalúa el consumo de la carne roja y de la carne procesada» en la que informó que evaluó la carcinogenicidad del consumo de carne roja y de carne procesada, así como un FAQ sobre la «Carcinogenicidad del consumo de carne roja y de la carne procesada». La carne roja es carne muscular de mamíferos, y la carne procesada es la carne que se ha transformado a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación.

Después de una revisión exhaustiva de la literatura científica acumulada, un Grupo de Trabajo de 22 expertos de 10 países, convocados por el Programa de Monografías del CIIC, clasificó el consumo de carne roja como probablemente carcinógeno para los humanos (Grupo 2A), basado en evidencia limitada de que el consumo de carne roja causa cáncer en los humanos y fuerte evidencia mecanicista apoyando un efecto carcinógeno. Esta asociación se observó principalmente con el cáncer colorrectal, pero también se han visto asociaciones con el cáncer de páncreas y el cáncer de próstata.

La carne procesada se clasificó como carcinógena para los humanos (Grupo 1), basada en evidencia suficiente en humanos de que el consumo de carne procesada causa cáncer colorrectal. Consumo de la carne y sus efectos El consumo de la carne varía mucho entre los países, desde un pequeño porcentaje hasta un 100% de las personas que comen carne roja, dependiendo del país, y proporciones algo más bajas en el consumo de carnes procesadas. Los expertos concluyeron que cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%.

El Grupo de Trabajo del CIIC consideró más de 800 estudios que investigaron asociaciones para más de una docena de tipos de cáncer con el consumo de carne roja y de carne procesada en muchos países y poblaciones con dietas diversas. La evidencia más influyente provino de grandes estudios de cohorte prospectivos realizados en los últimos 20 años. Salud pública “Estos hallazgos apoyan aún más las actuales recomendaciones de salud pública acerca de limitar el consumo de carne”, dijo el doctor Christopher Wild, director del CIIC.

Este posicionamiento de la OMS sobre la carne roja y la carne procesada levantó un gran revuelo. Kurt Straif, responsable del estudio monográfico de la OMS sobre la carne procesada y roja, respondió desde la Agencia Internacional para la investigación del Cáncer (IARC) que “No hemos hallado un nivel de consumo por debajo del cual no haya riesgo. Nuestra fortaleza reside en que los mejores científicos de este campo, sin conflictos de intereses ni lazos con empresas u otros grupos, han analizado todas las pruebas científicas existentes y han llegado a la mejor conclusión posible, en cambio la industria siempre tiene un interés al comunicar sobre estos temas porque su objetivo es que las ventas de carne roja y carne procesada no dejen de crecer. Dejo al público la decisión de en quién confiar”.

La OMS tomó la decisión de clasificar la carne roja y la carne procesada como cancerígenos en base a 800 estudios epidemiológicos realizado en numerosos países con diversas etnias y dietas. A continuación mostramos cinco de los estudios clave citados en el artículo "Carcinogenicity of consumption of red and processed meat", publicado en The Lancet Oncology el lunes 26 de octubre de 2015:


- Proceedings of the 106th Annual Meeting of the American Association for Cancer Research, April 2015: "Gene-environment interaction of genome-wide association study-identified susceptibility loci and meat-cooking mutagens in renal cell carcinoma etiology". Encontraron que las personas que comían una mayor cantidad de carne a la parrilla o en barbacoas (tanto carne roja como blanca), tenían un mayor riesgo de contraer cáncer de riñón, así como quienes comían menos frutas y verduras. Se analizó a 659 pacientes diagnosticados con cáncer renal, comparándolos con 699 personas con el mismo perfil pero sin cáncer diagnosticado. (Más información).

La industria de la carne reacciona mafiosamente ante el informe de la OMS

La industria cárnica española es un macronegocio que genera 20.000 millones de euros al año. El 2 de marzo de 2016, diversos medios de la prensa española (eldiario.es, diagonalperiodico.net, etc.) accedieron, a través del buzón filtrala.org, a un documento estratégico titulado «Crisis IARC-OMS» que encargó la industria cárnica a la consultora Sprim para hacer frente a la alerta de la OMS sobre la relación carne-cáncer. En él se detallan las medidas a tomar y resalta que no se debe «ofrecer a los medios de comunicación testimonios de ningún representante del sector» para que parezca una respuesta científica e imparcial al informe de la OMS. El documento cita a cinco científicos, algunos de ellos han reconocido que aceptaron dinero por parte de la industria cárnica para ofrecer su opinión favorable a la carne en los medios de comunicación:

- Carmen Vidal Carou (catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona);
- Abel Mariné (catedrático Emérito de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona);
- Carmen Gómez Candela (jefe de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Universitario La Paz);
- Antonio Villarino (Catedrático de Bioquímica de la Universidad Complutense de Madrid);
- Susana Monereo (jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Gregorio Marañón).

El informe «Crisis IARC-OMS» también incluye un plan a medio plazo para seguir contrarrestando el informe de la OMS una vez que pasara la «tormenta» de los primeros días. Las medidas detalladas abarcan una estrategia en internet para contrarrestar cualquier información negativa sobre la carne y el cáncer. A esta medida se la denomina «evangelización en foros y comunidades online que hablen sobre el informe de la OMS». Además propone elaborar un documento «científico» destinado a los profesionales de la salud que hable de las cualidades de la carne y defienda su consumo. De esta manera los propios profesionales de la salud y no la industria cárnica estarían haciendo el trabajo de contrarrestar el informe de la OMS.

OTROS ESTUDIOS ANTERIORES AL INFORME DE LA OMS DE 2015

Si conoces algún estudio que no esté en la lista puedes indicárnoslo dejando un comentario.

[Se añadirán más estudios]

Estudios del año 2015

En mayo de 2015 se publicó en JAMA un estudio titulado «Vegetarian Dietary Patterns and the Risk of Colorectal Cancers». El estudio concluye que la alimentación vegetariana está asociada a una menor incidencia global de cáncer colorrectal.

Orlich MJ, Singh PN, Sabaté J, Fan J, Sveen L, Bennett H, Knutsen SF, Beeson WL, Jaceldo-Siegl K, Butler TL, Herring RP, Fraser GE. Vegetarian Dietary Patterns and the Risk of Colorectal Cancers. JAMA Intern Med. 2015 Mar 9.

Gilsing AM, Schouten LJ, Goldbohm RA, Dagnelie PC, van den Brandt PA, Weijenberg MP. Vegetarianism, low meat consumption and the risk of colorectal cancer in a population based cohort study. Sci Rep. 2015 Aug 28;5:13484.

Tantamango-Bartley Y, Knutsen SF, Knutsen R, Jacobsen BK, Fan J, Beeson WL, Sabate J, Hadley D, Jaceldo-Siegl K, Penniecook J, Herring P, Butler T, Bennett H, Fraser G. Are strict vegetarians protected against prostate cancer? Am J Clin Nutr. 2015 Nov 11.

Estudios del año 2014

Key TJ, Appleby PN, Crowe FL, Bradbury KE, Schmidt JA, Travis RC. Cancer in British vegetarians: updated analyses of 4998 incident cancers in a cohort of 32,491 meat eaters, 8612 fish eaters, 18,298 vegetarians, and 2246 vegans. Am J Clin Nutr. 2014 Jun 4.

Estudios del año 2012

Tantamango-Bartley Y, Jaceldo-Siegl K, Fan J, Fraser G. Vegetarian diets and the incidence of cancer in a low-risk population. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2012 Nov 20.

Estudios del año 2009

Travis RC, Allen NE, Appleby PN, Spencer EA, Roddam AW, Key TJ. A prospective study of vegetarianism and isoflavone intake in relation to breast cancer risk in British women. Int J Cancer. 2008 Feb 1;122(3):705-10. Basically same results as reference 13 Key at al. Am J Clin Nutr 2009;89(suppl):1S-7S.

Key TJ, Appleby PN, Spencer EA, Travis RC, Roddam AW, Allen NE. Cancer incidence in vegetarians: results from the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC-Oxford). Am J Clin Nutr 2009;89(suppl):1S-7S

Key TJ, Appleby PN, Spencer EA, Travis RC, Allen NE, Thorogood M, Mann JI. Cancer incidence in British vegetarians. Br J Cancer. 2009 Jul 7;101(1):192-7. Epub 2009 Jun 16.

Estudios del año 2007

Taylor EF, Burley VJ, Greenwood DC, Cade JE. Meat consumption and risk of breast cancer in the UK Women's Cohort Study. Br J Cancer. 2007 Apr 10;96(7):1139-46. Erratum in: Br J Cancer. 2007 Jun 4;96(11):1780. "Vegetarian" / "no meat" categories did not exclude fish.

Estudios del año 2004

Key TJ, Schatzkin A, Willett WC, Allen NE, Spencer EA, Travis RC. Diet, nutrition and the prevention of cancer. Public Health Nutr. 2004 Feb;7(1A):187-200.

Sanjoaquin MA, Appleby PN, Thorogood M, Mann JI, Key TJ. Nutrition, lifestyle and colorectal cancer incidence: a prospective investigation of 10998 vegetarians and nonvegetarians in the United Kingdom. Br J Cancer. 2004 Jan 12;90(1):118-21.

Estudios del año 2003

Key TJ, Appleby PN, Davey GK, Allen NE, Spencer EA, Travis RC. Mortality in British vegetarians: review and preliminary results from EPIC-Oxford. Am J Clin Nutr. 2003 Sep;78(3 Suppl):533S-538S.

American Dietetic Association; Dietitians of Canada. Position of the American Dietetic Association and Dietitians of Canada: Vegetarian diets. J Am Diet Assoc. 2003 Jun;103(6):748-65.

Estudios del año 2002

Appleby PN, Key TJ, Thorogood M, Burr ML, Mann J. Mortality in British vegetarians. Public Health Nutr. 2002 Feb;5(1):29-36.

Dos Santos Silva I, Mangtani P, McCormack V, Bhakta D, Sevak L, McMichael AJ. Lifelong vegetarianism and risk of breast cancer: a population-based case-control study among South Asian migrant women living in England. Int J Cancer. 2002 May 10;99(2):238-44.

Estudios del año 1999

En 1999 se publicó en la revista International Journal of Cancer un estudio que alertaba de que aumentar 100 gramos al día el consumo de carne roja o 25 gramos de carne procesada, se asociaba respectivamente con un 17% y un 49% más de riesgo de padecer cáncer colorrectal. Desde entonces el número de estudios que han llegado a conclusiones similares es enorme, lo cual ha llevado a muchas organizaciones a alertar de que cuanta más carne se come, más aumentan las probabilidades de padecer un cáncer colorrectal, de páncreas, de próstata o de estómago.

Fraser GE. Associations between diet and cancer, ischemic heart disease, and all-cause mortality in non-Hispanic white California Seventh-day Adventists. Am J Clin Nutr. 1999 Sep;70(3 Suppl):532S-538S.

Key TJ, Fraser GE, Thorogood M, Appleby PN, Beral V, Reeves G, Burr ML, Chang- Claude J, Frentzel-Beyme R, Kuzma JW, Mann J, McPherson K. Mortality in vegetarians and nonvegetarians: detailed findings from a collaborative analysis of 5 prospective studies. Am J Clin Nutr. 1999 Sep;70(3 Suppl):516S-524S.

Estudios del año 1998

Singh PN, Fraser GE. Dietary risk factors for colon cancer in a low -risk population. Am J Epidemiol. 1998 Oct 15;148(8):761-74.

Mills PK, Beeson WL, Abbey DE, Fraser GE, Phillips RL. Dietary habits and past medical history as related to fatal pancreas cancer risk among Adventists. Cancer. 1988 Jun 15;61(12):2578-85.

Key TJ, Fraser GE, Thorogood M, Appleby PN, Beral V, Reeves G, Burr ML, Chang- Claude J, Frentzel-Beyme R, Kuzma JW, Mann J, McPherson K. Mortality in vegetarians and non-vegetarians: a collaborative analysis of 8300 deaths among 76,000 men and women in five prospective studies. Public Health Nutr. 1998 Mar;1(1):33-41.

Estudios del año 1996

Key TJ, Thorogood M, Appleby PN, Burr ML. Dietary habits and mortality in 11,000 vegetarians and health conscious people: results of a 17 year follow up. BMJ. 1996 Sep 28;313(7060):775-9.

Estudios del año 1994

Rao DN, Ganesh B, Rao RS, Desai PB. Risk assessment of tobacco, alcohol and diet in oral cancer--a case-control study. Int J Cancer. 1994 Aug 15;58(4):469-73.

Chang CC, Yu MW, Lu CF, Yang CS, Chen CJ. A nested case-control study on association between hepatitis C virus antibodies and primary liver cancer in a cohort of 9,775 men in Taiwan. J Med Virol. 1994 Jul;43(3):276-80.

Rao DN, Ganesh B, Desai PB. Role of reproductive factors in breast cancer in a low -risk area: a case-control study. Br J Cancer. 1994 Jul;70(1):129-32.

Estudios del año 1993

Chang-Claude J, Frentzel-Beyme R. Dietary and lifestyle determinants of mortality among German vegetarians. Int J Epidemiol. 1993 Apr;22(2):228-36.

Estudios del año 1989

Mills PK, Preston-Martin S, Annegers JF, Beeson WL, Phillips RL, Fraser GE. Risk factors for tumors of the brain and cranial meninges in Seventh-Day Adventists. Neuroepidemiology. 1989;8(5):266-75.
Mills PK, Beeson WL, Phillips RL, Fraser GE. Cohort study of diet, lifestyle, and prostate cancer in Adventist men. Cancer. 1989 Aug 1;64(3):598-604.

Mills PK, Beeson WL, Phillips RL, Fraser GE. Dietary habits and breast cancer incidence among Seventh-day Adventists. Cancer. 1989 Aug 1;64(3):582-90.

Estudios del año 1988

Snowdon DA. Animal product consumption and mortality because of all causes combined, coronary heart disease, stroke, diabetes, and cancer in Seventh-day Adventists. Am J Clin Nutr. 1988 Sep;48(3 Suppl):739-48.

Frentzel-Beyme R, Claude J, Eilber U. Mortality among German vegetarians: first results after five years of follow-up. Nutr Cancer. 1988;11(2):117-26.

Estudios del año 1983

Kinlen LJ, Hermon C, Smith PG. A proportionate study of cancer mortality among members of a vegetarian society. Br J Cancer. 1983 Sep;48(3):355-61.

Estudios del año 1982

Kinlen LJ. Meat and fat consumption and cancer mortality: A study of strict religious orders in Britain. Lancet. 1982 Apr 24;1(8278):946-9.

Estudios del año 1981

Doll R, Peto R. The causes of cancer: quantitative estimates of avoidable risks of cancer in the United States today. Journal of the National Cancer Institute 1981;66:1191-308.

Estudios del año 1975

Phillips RL. Role of life-style and dietary habits in risk of cancer among seventh-day adventists. Cancer Res. 1975 Nov;35(11 Pt. 2):3513-22.


[Se añadirán más estudios]


Más información: veganhealth.org - Cancer, Vegetarianism, and Diet