El perrito caliente vegano de IKEA

La empresa privada IKEA está vendiendo en fase de pruebas un perrito caliente vegano en sus restaurantes en Malmö (Suecia), y ha anunciado que a partir de agosto de 2018 lo ofrecerá en todos sus restaurantes europeos. Esta nueva opción vegana se suma a las albóndigas veganas que venden desde el año 2015 y que pueden comprarse congeladas fuera del restaurante, elaboradas solo con garbanzos, guisantes, col rizada, zanahorias, pimiento rojo y cebolla.

Resaltar que la pasta con tomate, la fruta y otros productos que venden también son veganos, así como ocurre con productos no alimentarios, pues el veganismo no es una dieta ni un estilo de vida, sino respetar a los demás seres sintientes.



Michael La Cour, Managing Director de Ikea Food, ha afirmado que: «Cada año 660 millones de personas disfrutan de la oferta de Ikea Food. Vemos este alcance global como una oportunidad y una responsabilidad para servir comida buena para las personas y para el planeta. Con el nuevo veggie hot dog podemos inspirar y dar la posibilidad a nuestros clientes de elegir una opción plant based más sostenible y a un precio asequible».

¿El perrito caliente de IKEA tiene aditivos no veganos?

Parece ser que el perrito caliente que está en fase de pruebas contiene algún aditivo que no es vegano, pero la idea de IKEA es que el perrito sea totalmente vegano. Michael La Cour ha afirmado que: «El objetivo es que el producto final se elabore con una receta vegana». IKEA respondía de la siguiente manera a la pregunta que les hacía una persona: «La receta del perrito vegetariano no contiene ingredientes animales. Pero para este prototipo de prueba aún no podemos garantizar que todos los aditivos sean completamente veganos. ¡Estamos trabajando en ello!».

IKEA no es una empresa vegana

En el artículo «McVegan, la hamburguesa vegana de McDonalds» señalo que empresas no veganas como McDonald's, Pizza Hut, Mercadona, Campofrío, IKEA, etc. están ofreciendo opciones veganas para adaptarse al aumento de la demanda de productos veganos, no lo hacen por Ética. Sin embargo, la normalización de productos veganos es una evidencia de que el mundo avanza hacia el veganismo, lo cual es positivo para el avance del movimiento por los Derechos Animales. En dicho artículo sobre la McVegan también indico que los veganos debemos comprar en la mayor medida posible a empresas veganas, es decir a aquellas empresas que son propiedad de veganos, pues los empresarios veganos hacen un uso ético del dinero que pagamos por sus productos.