13 de octubre de 2017

MALTRATO:
Producción de cuero

Quien dice que «los humanos deben ser respetados porque son humanos»[1] no está dando ninguna razón, está defendiendo una ética hueca, pues ya sabemos que «los humanos son humanos», «los blancos son blancos» y los «hombres son hombres». La razón por la que un humano debe ser respetado es porque tiene una conciencia[2] gracias a la cual siente y tiene intereses que deben ser éticamente considerados[3]. Quienes no son humanos deben ser respetados exactamente por esta misma razón. Discriminar a alguien porque es una determinada especie es especismo[4]. El especismo es una discriminación arbitraria que sigue el mismo patrón que siguen todas las discriminaciones arbitrarias, como lo son el racismo, el sexismo, etc.

En este artículo voy a mostrar el maltrato que implica el consumo de cuero, así como las alternativas éticas de las que disponemos. El cuero se obtiene a partir de las pieles de animales asesinados: vacas, ovejas, bueyes, caballos, cerdos, avestruces, cocodrilos, perros, gatos, etc. Cuando compras cuero financias el maltrato.

Maltrato de animales por su piel

La sociedad antropocentrista suele mostrar un cierto rechazo hacia las prendas hechas con pieles que tienen pelo (pieles): piel de zorro, piel de vison, piel de chinchilla, etc., pues estos animales son matados con la única finalidad de obtener su piel. Algunos defensores del maltrato animal justifican la compra de prendas hechas con pieles que no tienen pelo (cuero) diciendo que «al animal se le mató por su carne y la piel es mejor aprovecharla». Sin embargo, la Realidad es que el dinero que se paga por el cuero va a manos de la misma industria que asesina a dichos animales:

Dinero => Matanza => Piel => Cuero => Venta de cuero

A continuación muestro en qué se utiliza el dinero que se paga por el cuero.

Matanza de vacas para arrancarles la piel


Earthlings (Leather) (Link)

Matanza de perros y gatos para arrancarles la piel


Joaquin Phoenix Doesn’t Wear Leather, and This Is Why (Link)

Matanza de cocodrilos para arrancarles la piel


Reptiles criados en granjas industriales por sus pieles (Link)

Contaminación y enfermedades que produce la industria del cuero

El sector del textil es, después del de la alimentación, el que más contamina. Algunos defensores del maltrato a los animales dicen que es menos dañino para el medio ambiente producir cuero que producir otros productos. Estas personas están muy desinformadas.

Una curtiembre, curtiduría o tenería es el lugar donde se realiza el proceso que convierte las pieles de los animales en cuero, también llamado «cuero legítimo». Las cuatro etapas del proceso de curtido de las pieles son: limpieza, curtido, recurtimiento y acabado.

El curtido de pieles genera como residuos el pelo, sal y una mezcla de materia insoluble que hay que eliminar de la piel del animal antes de curtirla. Unos residuos que acaban en el entorno y pueden contaminar el agua. El proceso de curtido de la piel es extremadamente tóxico y conlleva el uso de cianuro, arsénico y de otras sustancias químicas relacionadas con los trastornos nerviosos, el asma, enfermedades de la piel o las vías respiratorias, entre otras. Para suavizar el cuero se suelen utilizar materiales como el vinilo (PVC). El PVC contiene cloruro, que no se degrada, genera desechos en los vertederos y emite dióxido carciogenicida cuando se quema.

En 2009, Greenpeace lanzó la campaña «Every Step Counts To Save the Amazon» en la que, tras tres años investigando a la  industria del ganado en Brasil, denunciaba que la industria del ganado no sólo es la principal fuente de emisiones de CO2 en Brasil y responsable del 80% de la deforestación en la Amazonía, sino que también es el principal motor de la deforestación en cualquier parte del mundo. La investigación expuso la complicidad del gobierno brasileño en financiar a las empresas responsables de la deforestación en el Amazonas, así como varias marcas de calzado de primer nivel cuya demanda de cuero apoya a los ganaderos que están deforestando el Amazonas.

Uno de los mayores productores de cuero del mundo es la India. Una de sus ciudades, llamada Kanpur, es denominada la capital mundial del cuero. Este lugar cuenta con 3 millones de habitantes y es una de las ciudades más contaminadas del mundo. Uno de los ríos más famosos pasan junto a ella, el Ganges, el más contaminado por culpa de la industria del cuero.


Inside an Indian Tannery | The Ganges (Link)

En 1986 se publicó un estudio titulado «Childhood leukemia in Woburn, Massachusetts» en el que se muestra cómo, tras la instalación de una curtiduría en Woburn, en estado de Massachusetts (EEUU), aumentó de manera preocupante la tasa de leucemia infantil debido al agua contaminada por ésta.

Los empleados de la industria del cuero manejan quí­micos tóxicos como aceites a base de cianuro, derivados de alquitrán, formaldehí­do, sales minerales, etc. lo que tiene como consecuencia un alto índice de cáncer testicular.

Alternativas al uso de cuero

Podemos vestirnos sin financiar el maltrato a los demás. Existe ropa (prendas, calzado y accesorios) que no está hecha con cuero ni con otros materiales de origen animal, sino que está hecha con materiales de origen vegetal: abacá, algodón, cáñamo, coco, esparto, formio, henequén o sisal, kapoc, lino, lona, ramio, tela, yute, etc.

También existe ropa sintética (acrílico, poliamida, Gore-Tex) o materiales como el Chlorenol (también conocido como Hydrolite o Durabuck) -utilizado por algunas empresas de calzado deportivo por su porosidad y capacidad de transpiración, su adaptación al pie y la posibilidad de poder lavarlo a máquina fácilmente. A veces tenemos la duda de si una ropa es de cuero o sintética. Lo normal es que la ropa tenga una etiqueta o pegatina en la que se indica, pero si no la tiene podemos preguntar al dependiente de la tienda: si nos dice que no es de cuero será verdad (el cuero suele considerarse mejor material y más caro que lo sintético), y si nos dice que es de cuero, lo más normal será que no nos esté mintiendo.

Existen maletines de calidad que están hechos sin cuero. Por ejemplo, el portadocumentos Falcon BD-2584, disponible en color negro.

Habitualmente los zapatos son de cuero, pero existen muchas alternativas veganas. No es difícil encontrar buenos zapatos de mujer que sean veganos, pero en el caso de zapatos para hombres la dificultad puede ser algo mayor. Marcas como Vegetarian Shoes y Moo Shoes tienen variedad de zapatos veganos de una gran calidad. En España podemos conseguir zapatos veganos de la marca Moo Shoes a través de www.justoaki.es. Otra tienda online inglesa donde se pueden comprar zapatos veganos es www.ethicalwares.com. Hay zapatos veganos que pueden encontrarse en tiendas pequeñas, aunque no siempre la calidad es buena. A veces en las tiendas Lefties (es el outlet del Zara) pueden encontrarse unos zapatos veganos a buen precio y con una calidad aceptable.

Si lo que buscamos es calzado deportivo, las opciones se amplían enormente. Es habitual ver a veganos usando calzado de la marca Converse (original o imitación). Otra posibilidad es la marca Victoria. Dentro de las marcas Vans y MacBeth hay varios modelos veganos.


Publicidad comercial de Macbeth Footwear

La marca Umbro posee varios modelos de botas sintéticas para fútbol 7 y fútbol 11.

Las jingas son zapatillas muy ligeras, con una fina suela que le confiere una extremada flexibilidad. Es un calzado realmente cómodo, diseñado en un principio para la práctica de Capoeira, se extendió rápidamente su uso para otras prácticas como la de otros deportes y artes marciales. También es muy popular su uso en el mundo de la danza y el baile debido a su ligereza y flexibilidad que permiten infinidad de movimientos. Existen jingas veganas de la marca Jingas Shoes. La marca Jingas Shoes está certificada por la Vegan Society y no usa productos de origen animal en su manufactura.

Si buscamos botas para el campo o para los días con más frío, en las tiendas Decathlon puede comprarse el modelo Forclaz 50 de la marca Quechua. También Quechua tiene botas veganas para la nieve: el modelo Forclaz Snow (link1 - link2 - link3 - link4)

La marca premium de coches Tesla Motors fue la primera con contar un modelo sin tapicería de cuero: el Tesla Model S, con un interior mixto tela-polipiel. Esta idea surgió de Mark y Elizabeth Peters, una pareja de accionistas de Tesla Motors, que hicieron la petición al consejo de administración del fabricante. Aunque los accionistas rechazaron la idea, el CEO de la marca, Elon Musk, les dijo que mirarían lo que podían hacer y finamente la petición se hizo realidad. El artículo «¿Puede un vegano comprar un coche sin traicionar sus principios?» trata muy bien este tema de los coches y el veganismo. Desde julio de 2017, todas las opciones de tapicería de los coches Tesla son veganas.

Es importante tener en cuenta que no sólo perjudicamos a los demás animales cuando compramos productos obtenidos a partir de ellos (como su piel), sino también cuando promovemos que otras personas los compren. A pesar de que existen prendas de piel sintética que se parecen bastante a los hechos con pieles de otros animales y cuya fabricación no proviene de éstos, la utilización de una prenda que llama la atención y que parece de origen animal a ojos de los demás, promoverá que algunas de esas personas compren prendas de origen animal similares. Por lo tanto, debemos evitar usar productos de imitación de piel que llamen la atención.