NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo...........................................

10 jul. 2016

ARTÍCULO:
La inteligencia de los cuervos

El cuervo grande (Corvus corax), anteriormente denominado cuervo común por la SEO2 y conocido en algunos países como corneja, es una especie de ave paseriforme de la familia Corvidae. Presente en todo el hemisferio septentrional, es la especie de córvido con la mayor superficie de distribución. A pesar de ello, la corneja negra (Corvus corone), de menor tamaño aunque muy similar en su aspecto morfológico externo, es muy abundante en sus propias áreas de distribución, por lo que a menudo se confunde a las cornejas negras con cuervos grandes.

Quienes no son humanos razonan, son inteligentes[1]. A continuación se adjuntan estudios sobre la inteligencia de los cuervos.

El cuervo común posee uno de los cerebros más grandes de todas las especies de aves. Muestra también varias habilidades como la resolución de problemas así como la imitación y la intuición. Una experiencia concebida para evaluar la intuición y la resolución de problemas presentaba un pedazo de carne atado a una cuerda que colgaba de un posadero horizontal. Para alcanzar la carne, el pájaro debía posarse sobre la percha, tirar de la cuerda en varias etapas y sujetar la cuerda en cada etapa con el fin de ir acortándola. Cuatro de los cinco superaron la prueba, y la transición desde la ausencia de éxito (ignorar la comida o simplemente no tirar de la cuerda) hasta un éxito constante y previsible (arrastrar la carne hasta la percha) se hizo sin aprendizaje aparente. Se ha observado como los cuervos dirigen a otros animales para que trabajen para ellos, por ejemplo llamando a los lobos y a los coyotes al lugar de una carroña. Los cánidos abren entonces la carroña, lo que la hace más accesible a los cuervos. También se sabe que observan el lugar donde otros cuervos ocultan su comida y se acuerdan de estos lugares, lo que les permite robársela. El cuervo común es conocido por robar y ocultar objetos brillantes como guijarros, trozos de metal y pelotas de golf. Una hipótesis indica que los juveniles son curiosos hacia toda cosa nueva y que la atracción por los objetos redondos y brillantes se basaría en su semejanza con huevos. Los adultos pierden este interés intenso para lo inusual y pasan a ser neófobos. Recientemente, los investigadores han reconocido que las aves juegan. Los jóvenes cuervos están entre los más jugadores de todas las especies de aves. Se les ha observado deslizándose a lo largo de montones de nieve, al parecer por simple placer. Juegan incluso con otras especies, por ejemplo juegan al juego del ratón y el gato con lobos y perros. El cuervo es famoso por sus espectaculares acrobacias aéreas, como los rizos.


Documental: La inteligencia del cuervo (Link)

- Un experimento realizado por el Dr. Alex Taylor, profesor de Psicología de la sede en la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, reveló que los cuervos son tan inteligentes como un ser humano de siete años de edad. Son las únicas especies no primates conocidas que pueden hacer herramientas, tales como palos y ganchos que utilizan para recoger los gusanos. Los científicos llegaron a esta conclusión después de poner a seis cuervos salvajes de Nueva Caledonia frente a una batería de pruebas diseñadas para desafiar a su comprensión de causa y efecto. Las tareas eran todas las variaciones de la fábula de Esopo en la que un cuervo sediento echa piedras en una jarra para elevar el nivel del agua y así recoger su recompensa.


Los cuervos, tan inteligentes como un niño de 7 años de edad (Link)

- En 1995 se realizó un estudio con cuervos en que se observó claramente su capacidad de resolver un problema nuevo: Obtener un trozo de alimento que estaba atado a una soguilla por un extremo de la misma y colgado del otro extremo a una percha (ver figura al inicio del texto). La única manera de obtener el alimento era jalando la soguilla del extremo cercano a la percha, colocar el pie sobre la misma después de cada tirón (de tal manera que mientras suelte el pico no vuelva a caer) y repetir este proceso varias veces hasta que el alimento sea alcanzado. Varios cuervos lograron alcanzar el alimento al primer intento lo cual evidencia que fueron capaces de elaborar la solución del problema y ponerla en práctica.