NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo...........................................

1 abr. 2016

SALUD:
Estudios sobre alimentación y enfermedades cardiovasculares

Antes de entrar en temas de salud es necesario dejar claro que el antropocentrismo es la creencia absurda según la cual «los humanos deben ser respetados porque son humanos»[1]. El antropocentrismo tiene como consecuencia que quienes no son humanos sean discriminados arbitrariamente en lo que se ha venido a llamar «discriminación especista»[2], la cual genera una inmensa cantidad de sufrimiento y de matanza que son un atentado contra la Ética[3]. Continuemos con el tema de la salud.

En base a numerosos estudios científicos sobre nutrición, las más grandes organizaciones de nutricionistas profesionales han avalado públicamente la alimentación vegetariana estricta equilibrada como una alimentación sana para todas las etapas de la vida[4]. Los productos de origen animal no sólo son innecesarios para una buena salud, sino que además son responsables en la aparición de numerosas enfermedades, tal y como demuestran los numerosos estudios científicos realizados[5]. En este artículo nos centraremos en el hecho de que los estudios científicos afirman que la alimentación vegetariana estricta reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Cuando hablamos de enfermedad cardiaca sólo nos referimos al corazón y a su sistema de vasos sanguíneos. En cambio, cuando hablamos de enfermedades cardiovasculares nos referimos tanto a la enfermedad cardiaca como al resto de enfermedades del sistema circulatorio (venas, arterias y capilares) que pueden afectar al cerebro, las piernas y a los pulmones. Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares causan el fallecimiento de más de 17 millones de personas en el mundo cada año y es responsable de la mitad de las muertes que ocurren en los Estados Unidos. Según el Texas Heart Institute, las enfermedades cardiovasculares se producen por:

- Presión arterial alta (hipertensión arterial).
- Colesterol elevado.
- Diabetes.
- Obesidad y sobrepeso.

A continuación se enumeran algunos de los estudios que relacionan algún tipo de alimentación vegetariana (ovolácteovegetariana, lactovegetariana, vegetariana estricta o vegana) con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Si conoces algún estudio que no esté en la lista puedes indicárnoslo dejando un comentario.


[Se añadirán más estudios]

- El 31 de marzo de 2014 se publicó en el «Journal of Epidemiology & Community Health» un estudio titulado «Fruit and vegetable consumption and all-cause, cancer and CVD mortality: analysis of Health Survey for England data», realizado por los investigadores Oyinlola Oyebode, Vanessa Gordon-Dseagu, Alice Walker y Jennifer S Mindell. El estudio contó con 65.226 participantes de más de 35 años de edad. Los investigadores encontraron que una dieta rica en frutas y verduras puede proteger contra el cáncer, enfermedades del corazón y todas las otras causas de muerte. Encontraron que las personas que comían por lo menos siete porciones diarias de frutas y verduras tuvieron un riesgo 42% menor de muerte por cualquier causa que aquellos que comían menos de una porción diaria. Los veganos tenían un riesgo 25% menor de morir de cáncer y un riesgo 31% menor de morir de enfermedades del corazón o un derrame cerebral.

- En 2013 la Unversidad de Oxford publicó en la revista «American Journal of Clinical Nutrition» un estudio titulado «Risk of hospitalization or death from ischemic heart disease among British vegetarians and nonvegetarians: results from the EPIC-Oxford cohort study». El estudio fue el más amplio realizado hasta la fecha en el Reino Unido para comparar la incidencia de enfermedades cardiovasculares entre los vegetarianos y los no vegetarianos. El análisis se centró en unos 45.000 voluntarios de entre 50 y 70 años en Inglaterra y Escocia, incluidos en un estudio sobre cáncer y nutrición denominado «European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC)». En este grupo, 34% eran vegetarianos, un número elevado raro en estudios de este tipo, lo que permitió a los investigadores hacer estimaciones más precisas de los factores de riesgo cardiovascular en ambos grupos. Según Tim Key, director adjunto de la Unidad de Epidemiología del Cáncer de la Universidad de Oxford y coautor del estudio, «Los resultados muestran claramente que el riesgo de enfermedades cardiovasculares es inferior en alrededor de un tercio en los vegetarianos». Los investigadores tomaron en cuenta varios factores para calcular el riesgo: la edad, el consumo de tabaco y alcohol, la actividad física, el nivel de educación y el desarrollo socioeconómico.

- En 2008 se publicó en «PubMed» un estudio titulado «Total cardiovascular risk profile of Taiwanese vegetarians». El estudio concluye que: «Los vegetarianos taiwaneses tienen niveles más bajos de PCR-as colesterol total, LDL-C y, y los niveles de homocisteína más altos que los omnívoros. Debido al diferente valor predictivo de cada factor de riesgo, los vegetarianos taiwaneses tenían un perfil de riesgo cardiovascular mejor que los omnívoros. Sin embargo, la dieta vegetariana del taiwanés debe ser complementada con vitamina B12 para reducir el nivel de homocisteína sérica».

- En 2004 se publicó en «PubMed» un estudio titulado «Cardiovascular risk in vegetarians and omnivores: a comparative study». El estudio concluye que: «La presión arterial, glucemia en ayunas, colesterol total, LDL-C y triglicéridos fueron más bajos entre los vegetarianos (p <0,001). los niveles de HDL-C no fueron diferentes entre los grupos. De acuerdo con el algoritmo de Framingham, los vegetarianos tenían un riesgo cardiovascular menor (p <0,001)».

- En 1999 se publicó en «The American Journal of Clinical Nutrition» un estudio titulado «Mortality in vegetarians and nonvegetarians: detailed findings from a collaborative analysis of 5 prospective studies». Se estudiaron a 76172 hombres y mujeres y se llegó a la conclusión que reducir el consumo de carne y eliminarla reduce la probabilidad de morir por una enfermedad isquémica del corazón: «La mortalidad por enfermedad isquémica del corazón fue 24% menor en los vegetarianos que en los no vegetarianos».

[Se añadirán más estudios]