NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo...........................................

22 mar. 2016

"NOTICIA FALSA:
“Harvard derrotó al veganismo: por qué la carne es esencial”


El 9 de marzo de 2016 se publicó en la revista Nature un artículo titulado «Impact of meat and Lower Palaeolithic food processing techniques on chewing in humans» («Impacto de la carne y las técnicas de procesamiento de alimentos del Paleolítico Inferior en la masticación de los humanos»), realizado por los investigadores Katherine D. Zink y Daniel E. Lieberman.

Los participantes para realizar el estudio masticaron carne cruda, y tubérculos como el ñames, las zanahorias y las remolachas, y se tomaron datos sobre la masticación. Según los investigadores de dicho estudio, hace 3,3 millones de años, los antepasados humanos se pasaban de media 11 horas cada día masticando comida [vegetal], pues la dentadura humana no está preparada para masticar efectivamente la carne cruda[1], como hacen el resto de animales, y al respecto comentan: «Cuando se le da a la gente cabra cruda, mastican y mastican y mastican, y la mayor parte de la carne permanece en una masa principal, es como masticar goma», como puede verse en este vídeo.

Mediante el uso de tecnología, como lo son los utensilios de piedra y los morteros, los antepasado humanos comenzaron a procesar los alimentos vegetales que comían, moliéndolos y cortándolos, lo cual facilitó la masticación, necesitando menor fuerza en la mandíbula y un menor número de ciclos de masticación. El estudio indica que es a partir de entonces cuando los antepasados humanos incorporan la carne a su alimentación: «La carne requiere menor esfuerzo para ser masticada que otro tipo de plantas y semillas de las que se alimentaban los primeros humanos, pero la incapacidad de los molares para masticar la carne cruda podría ser una de las razones por las que no se consumió hasta que no se inventaron las primeras herramientas de piedra, hace 3 millones de años».

El estudio destaca que a igual cantidad de fuerza de masticación, se obtienen más calorías de la carne que de plantas duras. Por ello, cuando la carne llegó a representar una tercera parte de la dieta, el número de ciclos de masticación por año se redujo en casi 2 millones (el 13%), al que habría que restarle otro 5% de ciclos de masticación debido al procesamiento de la carne con instrumentos de piedra como los morteros. Es decir, se pasaban menos tiempo al día masticando para obtener las calorías que necesitaban, lo cual pudo ser la causa de que se redujeran los músculos de la mandíbula y el tamaño de los dientes: «las reducciones en los músculos de la mandíbula y el tamaño de los dientes que evolucionaron hacia el Homo erectus no necesitaron del proceso de cocinar, y deben haber sido posibles por los efectos combinados de comer carne y procesar mecánicamente tanto la carne como los vegetales duros», dicen los investigadores. El menor tamaño del aparato masticador dejaría más espacio para la expansión del cerebro, hecho que se relaciona con el aumento de la inteligencia. Lo novedoso de esta idea es que contradice la idea de que el descubrimiento del fuego fue lo que desató la expansión del cerebro en los humanos hace 800.000 años.

La conclusión que podemos sacar de dicho estudio es que el uso de tecnología en el procesado de alimentos (piedras y morteros), combinada con la ingesta de una mayor cantidad de calorías, permitió a los antepasados humanos reducir el número de ciclos de masticación necesarios cada día, pudiendo ser la causa que desató una reducción del aparato masticador, lo cual supuestamente expandió el cerebro, y la inteligencia. Además, dicha tecnología les permitió  incorporar la carne como un nuevo alimento o en mayores cantidades.

De acuerdo a las conclusiones de dicho estudio, podríamos publicar una noticia con el siguiente titular: «Dedicar menos tiempo a masticar aumentó el tamaño del cerebro y la inteligencia». En el contexto actual podríamos decir que, basándonos en dicho estudio, podría ser posible que alimentándonos a base de sopas, de purés y de batidos compuestos de vitaminas, minerales y proteínas, con el paso de miles de años disminuyera nuestro aparato masticador y aumentara más el tamaño nuestro cerebro y nuestra inteligencia, o la de otros animales. Pero el titular de la prensa no fue éste...

A pesar de que dicho estudio no dice nada del veganismo, periodistas sensacionalistas, y la prensa sensacionalista que les publica sus artículos, usaron dicho estudio para atacar al veganismo por intereses personales y/o corporativos. El 12 de marzo de 2016 se publicó en infobae.com, portal de noticias de Argentina (país conocido por la carne y en el que aumentó fuertemente el veganismo), una noticia titulada «Harvard derrotó al veganismo: por qué la carne es esencial», escrita por Gabriela Esquivada. La noticia fue repetida una y otra vez en «diferentes» medios digitales, como si de una acción organizada se tratara. Veamos cuál es la conclusión que dicha «periodista» pretende hacer creer a sus lectores que es parte del mencionado estudio:

(P1) Hace 3,3 millones de años los humanos comenzaron a usar tecnología para procesar alimentos.
(P2) El procesamiento de alimentos permitió comer con un menor número de ciclos de masticación.
(P3) El procesamiento de alimentos permitió comer carne.
(P4) Un menor número de ciclos de masticación pudo reducir la mandíbula, aumentando el cerebro.
(C) La carne es esencial para ser humano, Harvard derrotó al veganismo. <= WHATS? ¿QUÉ?...

Podemos comprobar que la conclusión no se extrae del contexto del estudio, ni se ajusta al mundo en el que vivimos (con millones de veganos sanos), para así forzar un titular que hace apología a una ideología alimentaria: el carnismo. El carnismo es la idea de que debemos comer carne para estar sanos, idea que fue rebatida por la ciencia de la nutrición[2], y da la casualidad que en agosto de 2016 el mismo Harvard afirmó, basándose en un estudio sobre 130.000 voluntarios, que comer más proteínas vegetales alarga la vida. El carnismo es sólo una de las ideas de las que se compone el antropocentrismo, el cual es la absurda y religiosa creencia de que «debemos respetar a los humanos porque son humanos»[3].

[De momento lo dejo aquí. Quizás actualice este artículo con más información]

A continuación dejo un vídeo en el que también se mencionan unas cosillas sobre esta noticia en la que se inventan el titular de que «Harvard derrotó al veganismo».



RE: Harvard derrotó al veganismo. El vegano cordobes (Link)


Es muy importante que sepamos diferenciar las noticias de la propaganda. En este caso queda demostrado que la intención de dicha noticia no es informar, sino hacer propaganda a favor del gusto por la carne y a favor de la industria de la carne. Necesitamos medios de información para informarnos, no para que engañen y manipulen a las personas que poseen una menor inteligencia. Puedes conocer otras noticias falsas aquí: Noticias falsas sobre veganismo.




https://es.wikipedia.org/wiki/Homo_erectus