NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo...........................................

20 mar. 2016

ARGUMENTO:
“La materia/energía y la Lógica no son verdades absolutas, todo es relativo”

RESUMEN: ¿Qué es la verdad? ¿qué es la verdad absoluta o realidad? ¿la existencia de la materia depende de que una conciencia la perciba o existe independiente de ella? ¿cada persona tiene sus propias leyes lógicas o existen unas leyes lógicas universales? Éstas son algunas de las preguntas a las que aquí vamos a responder.

Aunque los conceptos de verdad y realidad (verdad absoluta) se encuentran estrechamente relacionados, son muy diferentes: la verdad es subjetiva y la realidad es objetiva. Los relativistas se contradicen cuando pretenden subordinar lo objetivo a lo subjetivo afirmando que "la verdad absoluta es que no existen verdades absolutas", es decir, cuando afirman que "la realidad es que no existe la realidad". El relativismo lleva al solipsismo o "solamente yo existo". Para demostrar que se debe respetar a los demás primero se debe demostrar que los demás (y lo que les ocurre) son reales, es decir, que la subjetividad no produce a los demás, sino que la subjetividad los percibe. Podemos demostrar que la materia no es producto de la imaginación realizando un experimento que compruebe que la experiencia de dolor no es producto de haber tenido la idea de que se ha producido un "choque de ideas", por ejemplo, el choque de la "idea palo" con la "idea cuerpo", sino que dicho dolor se produce sin necesidad de que exista la idea "choque de ideas", cuando nos golpean sin que lo esperemos. Algunas personas van más allá en su absurdez cuando afirman que "cada persona tiene su lógica", "la razón es relativa", "todos tienen la razón" o "nadie tiene la razón absoluta", usando la Lógica (la afirmación/negación) para otorgarse la razón. A la materia/energía y la Lógica las representamos en este blog como (A=A), representando los paréntesis una esfera material, y A=A representando el Principio lógico de identidad; siendo ambas las verdades absolutas (la realidad) en las que se fundamenta todo lo demás.

Palabras clave: absoluto, cosa, alteridad, epistemología, fisicalismo, idealismo, Lógica, materia, materialismo, mecánica cuántica, nominalismo, objetividad, ontología, principio de identidad, realidad, realismo, relativismo, solipsismo, universal, verdad

RELATIVISMO:

Algunas personas dicen que «no existen verdades absolutas, todo es relativo». Afirmar que no existen verdades absolutas se llama «relativismo». Si el relativismo se refiere a lo que el sujeto puede conocer entonces se llama «relativismo cognitivo» o «relativismo epistemológico», y cuando el relativismo se refiere a normas o Ética se llama «relativismo moral» o «relativismo ético»[1]Estas personas pretenden pasar por verdad absoluta la afirmación «no existen verdades absolutas, todo es relativo», por lo tanto se contradicen, rebatiéndose a sí mismos.


Algunas personas afirman que «sólo existe una verdad absoluta: no existen verdades absolutas». Estas personas no defienden el relativismo. Por ejemplo, el religioso Nikolái Berdiáyev (1874-1948) dijo: «más no existen, en principio, verdades absolutas; hay, en realidad, una sola verdad absoluta, a saber: que no hay verdad absoluta en sí», que viene a ser lo mismo que decir «existe la verdad absoluta, no existe la verdad absoluta». Estas personas hacen una afirmación contradictoria y por tanto se rebaten a sí mismas. Para intentar evitar esta contradicción, estas personas modifican ligeramente la afirmación anterior y en su lugar dicen: «solo existe una verdad absoluta: la verdad es relativa» o, en otras palabras, «la verdad relativa es la única verdad absoluta», pero si analizamos dicha afirmación vemos que intentan igualar «verdad relativa» a «verdad absoluta». Si «la verdad es relativa» entonces esa verdad no puede ser absoluta porque «relativo» y «absoluto» son dos conceptos contradictorios. Igualar dos conceptos contradictorios (A = no A) es una contradicción, es absurdo, es mentir. Por tanto estas personas también se rebaten a sí mismas.

Como acabamos de explicar, quienes son relativistas y quienes pretenden aparentarlo son rebatidos debido a que hay contradicciones en lo que dicen, pero ante dichas contradicciones algunas de estas personas dicen que «lo que para alguien es contradictorio, para otro no lo es», es decir, dicen que «la Lógica no es una verdad absoluta, sino relativa»; a estas personas las respondemos a continuación.

NEGACIÓN DE LA LÓGICA COMO VERDAD ABSOLUTA:


Algunas personas afirman que «la Lógica no es una verdad absoluta». Estas personas utilizan la Lógica para afirmar que «cada persona tiene su propia lógica» en lugar de lo contrario, por lo tanto utilizan el Principio Lógico de No Contradicción (A ≠ ¬A). Algunas de estas personas se dan cuenta de que usan la misma lógica que rechazan y entonces dicen que «los animales no humanos y algunos humanos no entienden la Lógica, por lo tanto la Lógica no es realidad para ellos», por lo tanto vienen a decir que «para que algo sea una verdad absoluta tiene que ser conocido por todos». Con esto vienen a decir que si algo es verdad absoluta porque todos lo conocen y nace una nueva conciencia que no lo conocen entonces deja de ser una verdad absoluta, lo cual es confundir «realidad» con «conocimiento de la realidad». Otras veces se utiliza una variante que afirma que «nadie tiene la razón absoluta», como si no existiera la razón y todo fueran opiniones igual de válidas, excepto dicha afirmación que acaban de hacer. Por lo tanto quien afirma esto se contradice, rebatiéndose a sí mismo. Sin Lógica no es posible una comunicación con sentido, pues no se podrían diferenciar unos mensajes de otros ni razonar. Por lo tanto la Lógica no es opinable, es real, es una verdad absoluta que «lo que es, es» (A=A). Las personas que niegan la Lógica como una verdad absoluta defienden la locura (A = no A), hablar con ellas es perder el tiempo, y sólo tratarán de manipularte.

Algunas personas dicen que «la Lógica no es una verdad absoluta porque una cosa puede estar en dos sitios al mismo tiempo». Algunas personas dicen que «la mecánica cuántica afirma que una partícula puede estar en dos sitios al mismo tiempo y que eso es una contradicción que rebate la Lógica», lo cual revela que estas personas no han entendido la mecánica cuántica. Lo que dice la mecánica cuántica es que los electrones (y las partículas subatómicas en general) se comportan como ondas, no como partículas, lo cual explica que un electrón «pueda estar en dos lugares al mismo tiempo», por lo que no hay nada ilógico en lo que sucede. Otras veces hablan de entrelazamiento cuántico, pero en este caso lo que está en dos sitios a la vez es el mismo estado de la partícula (la información), lo cual tampoco es ilógico. Ademas, incluso suponiendo que lo que estuviera en dos sitios al mismo tiempo no fuera una onda, sino una partícula, sería una anormalidad respecto a la relación materia-espacio, pero seguiría siendo un hecho lógico; lo ilógico sería que una partícula «estuviera y no estuviera en dos sitios a la vez».

NEGACIÓN DE LA MATERIA/ENERGÍA COMO VERDAD ABSOLUTA:

Antes de demostrar que se debe respetar a los demás se debe demostrar que los demás existen independientemente de la propia subjetividad. Si los demás no fueran reales, si sólo fueran la idea de alguien, entonces no habría ninguna razón por la que respetarles. Por ejemplo, si «los demás» fueran una creación virtual, elementos de una especie de videojuego ¿qué problema habría en «matarles»? ninguno. Para  demostrar que los demás son reales es necesario estudiar la relación sujeto-objeto. Dependiendo de qué relación sujeto-objeto adoptemos nos situaremos en el idealismo filosófico o en el materialismo filosófico.

La relación sujeto-objeto. La relación sujeto-objeto es una de las cuestiones más esenciales de la Filosofía y de ella se derivan los conceptos subjetivo-objetivo, verdad-realidad y yo-alteridad. Básicamente existen dos ideas contrarias: el materialismo o realismo por un lado y el idealismo por el otro. La tesis general del materialismo filosófico es que el sujeto o conciencia es un fenómeno producido por un objeto material (por un cerebro). Para el materialista la materia existe, existe una realidad material compartida por otros sujetos que poseen su propio cuerpo material. El materialismo es la base ideológica en la que se apoya la ciencia. Según la RAE, la verdad es la «conformidad de lo que se dice con lo que se siente o se piensa». Desde la perspectiva del materialismo, un sujeto puede decirnos la verdad, ser sincero, pero su verdad puede no coincidir con la realidad material. Por ejemplo, quien alucina dice la verdad cuando afirma que ve un unicornio, pero dicho unicornio no es real. Representantes del materialismo son Parménides, Leucipo, Demócrito, Epicuro, Aristóteles, Bakunin, Karl Marx, Engels, Lenin, etc. En cambio, la tesis general del idealismo filosófico es que el objeto es producido por el sujeto, es decir, que los objetos los produce la conciencia: son ideas. Para el idealista los demás son ideas propias (idealismo subjetivo o solipsismo) o «espíritus» independientes (idealismo objetivo). El idealismo objetivo es la base ideológica en la que se apoyan las religiones que afirman que un supuesto «espíritu» (un dios) creó el universo de la nada. A continuación se presenta un breve resumen histórico sobre la relación sujeto-objeto.


Algunas personas defienden el idealismo subjetivo o solipsismo, dicen que la materia no existe y que sólo existe lo que ellos «perciben». El representante histórico del idealismo subjetivo o solipsismo es George Berkeley (1685-1753), otros son Kant, Fichte, Mach, Cassirer y Collingwood. Según el idealismo subjetivo o solipsismo, sólo existe la propia conciencia del solipsista (del latín «[ego] solus ipse», «sólo yo existo»), todos los objetos que éste percibe son ideas en su propia conciencia, no existen independientemente de ella. Para el solipsista los demás sólo son ideas de su propia conciencia, es decir, dice que cuando habla contigo está hablando consigo mismo: para el idealista subjetivo o solipsista tú no eres alguien independiente de sus pensamientos, sino sólo una idea suya. No tiene sentido mantener una conversación con alguien que dice que está hablando consigo mismo, es decir, que niega tu existencia subjetiva; lo mejor que se puede hacer con un solipsista es mandarle a paseo o encerrarle en un loquero. El idealismo subjetivo y el relativismo comparten la idea de que lo que percibe el sujeto es lo objetivo para él.

Algunas personas defienden el idealismo objetivo, dicen que la materia no existe, pero dicen que existen ideas y espíritus independientemente de su propia subjetividad. Representantes del idealismo objetivo son Platón, Leibniz, Schelling, Hegel, Bolzano, Dilthey y Frege. Para los idealistas objetivos los demás son espíritus con un «cuerpo fantasmal» fuera de su propia conciencia. Reconocer la existencia de otras conciencias independientes a la propia implica reconocer que existe un espacio de separación entre unas conciencias y otras. Es a los idealistas objetivos a quienes vamos a responder.

Formulamos de forma más clara las premisas y la conclusión de estos dos argumentos:

ARGUMENTO NEGACIÓN DE LA MATERIA/ENERGÍA

(P1) La materia/energía no existe independientemente del sujeto.
(C) Si alguien no piensa en algo entonces ese algo no existe.

Estos dos argumentos pueden rebatirse de la siguiente manera:


PREMISA (P1): La materia/energía no existe independientemente del sujeto

Experimento de las emanaciones controladas. Si el idealista no tuviera en su conciencia ideas como «aquí existe una pared que me impide avanzar» o «existe un suelo que me impide caer» entonces dichas ideas desaparecerían junto con sus propiedades, pero eso no puede hacerlo porque la existencia de esa pared y de ese suelo no dependen de su conciencia, sino que existen independientemente de ella. El solipsista no puede actuar como si sus «emanaciones materiales» no existieran porque éstas son realidad.

Experimento de la piñata solipsista. Si al idealista que niega la realidad material e le golpea su "idea cuerpo" con la "idea palo" sentirá dolor. No tiene sentido que el "choque" de dos ideas produzca la sensación de dolor. Parece que tiene más sentido que la sensación de dolor se produzca porque dicha "idea cuerpo" sea una realidad material que contiene un sistema nervioso material que transforma el golpe recibido por un palo real en señales eléctricas que son enviadas al cerebro material donde son transformadas en una experiencia llamada "dolor" en la conciencia. Si aún así el idealista afirma que dicha sensación de dolor no prueba que la "idea cuerpo" y la "idea palo" sean una realidad material, sino que la "idea palo" produce la sensación de dolor cada vez que golpea la "idea cuerpo", puede hacerse el siguiente experimento: taparle al idealista los ojos con una "idea tela" y grabar con una "idea videocámara" (en la época de Berkeley no las había) cómo golpéan su "idea cuerpo" con la "idea palo". Si no puede saber cuando la "idea palo" golpea su "idea cuerpo" entonces no puede saber cuándo sentirá dolor, pues no puede percibir la "idea golpe", por lo tanto no tendría nada que temer. En cambio, si el palo y su cuerpo son realidades materiales entonces habrá una coincidencia entre su dolor (gritaría) y el golpe que recibe sin esperarlo. La grabación demostraría que su cuerpo y el palo no son sólo ideas suyas, sino que son objetos materiales reales.

Los idealistas no explican por qué están obligados a mear y a cagar. Si, según los idealistas, la materia no existe, sino que todo son ideas o espíritu/s entonces cómo explican que estén obligados a mear y a cagar.

CONCLUSIÓN (C): Si alguien no piensa en algo entonces ese algo no existe

No se puede llegar a la conclusión de que si alguien no piensa en algo entonces ese algo no existe porque la materia y la energía no se crean con el pensamiento, existen independientemente de él: la materia y la energía son verdades absolutas.

Por lo tanto, como la materia y la energía son reales entonces podemos afirmar que las demás personas, humanas y no humanas, no son emanaciones de la mente solipsista y que tampoco son seres fantasmales o meras ideas, sino que cada una de ellas es una realidad material que cuenta con un cerebro material gracias al cual ha emergido su conciencia. A esta idea contraria al idealismo se la llama materialismo. El materialismo postula que la materia es lo primario, existiendo la conciencia gracias a ésta. El materialismo ata a la conciencia al mundo material, razón por la cual es rechazado por las religiones que creen en una conciencia creadora (Dios) independiente de la materia y en una conciencia inmortal a la que llaman 'alma'. Asimismo, el materialismo es la base del marxismo, razón por la que también recibe ataques desde sectores liberales que, en defensa del egoísmo, se oponen a que el sujeto se subordine a una realidad común (social) impuesta desde fuera de la subjetividad.

Todas estas ideas relativistas hacen un uso radical del subjetivismo para defender y promover el individualismo frente al colectivismo, promoviento la idea de que no existe una realidad o verdad común que une a las personas, y que serviría de punto de apoyo para una Ética común que uniría y evitaría gran parte de los conflictos sociales y que señalaría un ideal común hacia el que la sociedad debería avanzar. Pensemos en quiénes pueden ser las personas más interesadas en que los humanos no se unan por encima de intereses egoístas particulares.