22 de septiembre de 2011

ARTÍCULO:
Diferencia entre agente moral y paciente moral

(Volver a Ética y moral)

En este artículo explicaré las diferencias y semejanzas entre un agente moral y un paciente moral. Yo considero que lo correcto es llamarlos «agente ético» y «paciente ético» respectivamente, pues la moral es objeto de estudio de la Antropología, no de la Ética.

Agente ético

En Ética, un agente ético es aquel sujeto con la capacidad intelectual suficiente para darse cuenta de que tiene el deber de cumplir con determinadas normas de la Ética. Debido a ello, al agente ético se le exige un cumplimiento de las normas, haciéndole responsable de las consecuencias de sus actos y de sus omisiones.

«El agente moral es aquél que no sólo es identificable, que es responsable, sino más fundamentalmente todavía aquél que hace que se produzca la acción, aquel que plantea sus actos». Paul Ricoeur, El Discurso de la Acción, Pág. 101.

Es por ello que a los niños y menores de edad, a las personas con diversidad intelectual, y a los enfermos mentales no se les responsabiliza de igual manera que a quien está en sus plenas facultades intelectuales.

Paciente ético

Los antropocentristas afirman que sólo son pacientes éticos los humanos, lo cual ya expliqué en otro artículo que es arbitrario[1].

Un paciente ético es aquel ser que no es un objeto, sino un ser que tiene una conciencia y que por lo tanto tiene intereses: es un sujeto, o también llamado «ser sintiente». Por lo tanto todos los sujetos son pacientes éticos, incluidos los agentes éticos.

«En la cultura común prevalece la idea de que el alma hace la diferencia entre seres importantes y seres moralmente insignificantes. Pero es la naturaleza sensible y vulnerable del ser humano lo que requiere respuesta moral. Y eso es algo que compartimos con los demás animales». Miguel Schafschetzy, Doctor en Filosofía[1]

La normas de la Ética, es decir, los deberes éticos, se originan en los intereses[2], por lo tanto estos son el objeto de aquella. Por eso es erróneo el argumento según el cual el objeto de la Ética sólo son las acciones de los agentes éticos, tal y como explico en otro artículo[3].




REFERENCIAS:

[1] animanaturalis.org - Razón y entidad moral