NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo...........................................

20 abr. 2011

EXPLOTACIÓN Y MATANZA
Zoofilia y bestialismo

La zoofilia (del griego zoon, "animal", y philia, "afinidad") o bestialismo es una parafilia que consiste en la atracción sexual de un humano hacia un animal no-humano. Las personas que sienten esta afinidad o atracción sexual son conocidas como zoófilos o zoofílicos.

Algunas personas dicen que no hay nada éticamente incorrecto en la práctica de la zoofilia.


RESPUESTA VEGANA:


El debate ético sobre la zoofilia

Los animales no-humanos tienen un nivel intelectual que va desde el del bebé humano hasta el nivel de un niño[1]. Los animales no-humanos, al igual que bebés y niños, son pacientes morales, es decir, tienen intereses que son objeto de la consideración moral, pero no son sujetos/agentes morales, pues no son responsables de sus acciones. Los humanos adultos mentalmente sanos, además de pacientes morales, somos sujetos/agentes morales, es decir, somos responsables de nuestras acciones, sobretodo de aquellas que perjudican a otros pacientes morales.

En marzo de 2001, el filósofo utilitarista Peter Singer publicó en la revista Nerve un ensayo titulado "Heavy petting" en el que consideraba que no es éticamente incorrecto que un humano tenga relaciones sexuales con animales no-humanos mientras no exista crueldad hacia el animal no-humano[2]. En junio de 2001, Sarah Boxer, de la organización PETA, expresó su apoyo a la postura de Singer pero con precauciones[3]:

"En su reseña, titulada "Heavy petting", el Sr. Singer señaló que casi todos los tabúes sobre el sexo no procreativo (tabúes contra la homosexualidad, el sexo oral, la anticoncepción y la masturbación) han desaparecido. Sin embargo, una notable excepción sigue en pie: el tabú sobre el sexo con animales. (...) La persistencia del tabú con el bestialismo, escribió, refleja la ambivalencia de los seres humanos sobre los animales. Sabemos que somos como ellos, pero creemos que somos mejores, y lo que queremos es diferenciarnos, eróticamente y de todo lo demás de los animales." Sarah Boxer

En diciembre de 2006, en una entrevista, Singer dijo que "no apoya tener sexo con animales" porque tener sexo con otros humanos es "más divertido"[4]. Peter Singer cree que mientras el sexo entre especies no es normal ni natural, no constituiría una transgresión de nuestro estatus como seres humanos, porque los seres humanos son animales, más específicamente, grandes simios.

En 2008, la organización sueca Djurrätts Alliansen (Alianza de los Derechos Animales) se manifestó en una protesta contra las práctica del bestialismo.

En febrero de 2010, la organización Igualdad Animal mostró su rechazo a la zoofilia[5]:

"Debería valorarse como una violación infantil. Los niños tampoco dan su consentimiento. Y una gallina, evidentemente, tampoco va a ofrecerlo" (...) "Quienes conviven con un animal saben que tienen intereses, dolores, preferencias. En muchos casos los cachorros son manipulados para que tengan relaciones sexuales con humanos y se dejen tocar. No se comprende el daño que se les puede infligir." José Valle, portavoz de la organización Igualdad Animal

Desde RespuestasVeganas.Org rechazamos y condenamos las relaciones sexuales que se dan en un plano de desigualdad, ya sea en cuanto a la edad, la madurez o el poder. Las relaciones sexuales deben darse en un plano de igualdad.

Las relaciones sexuales entre humanos y animales no-humanos se dan en un plano de desigualdad, por ello, son éticamente incorrectas, de la misma manera que es éticamente incorrecta la pederastia.

Este rechazo a las relaciones sexuales entre humanos y animales no-humanos no es debida a que exista un tabu al sexo entre especies, pues no habría ningún problema en que humanos mantuviesen relaciones sexuales con individuos adultos de una especie alienígena de capacidad cognitiva similar o superior.

La amistad es una forma de amor. Se puede amar a alguien sin necesidad de tener relaciones sexuales.

Las leyes sobre la zoofilia

El sexo con animales, el bestialismo, una parafilia sexual que no suele figurar en los códigos penales europeos, tan sólo está prohibido en Reino Unido, Alemania y en Holanda desde el 1 de febrero de 2010.

- En noviembre de 2012, Alemania se estaba planteando prohibir el sexo con animales y castigarlo con multas de hasta 25.000 euros. La medida se debatiría en la comisión de Agricultura del Parlamento y podría ser votada en el pleno del Parlamento a mediados de diciembre. Aunque la práctica de la zoofilia no está castigada desde su despenalización en 1969, sí está castigada la producción y distribución de zoofilia. 

- En febrero de 2010, EEUU aún permitía el bestialismo en ocho de sus estados.

- En Reino Unido se condena con un máximo de dos años de cárcel "la penetración del pene humano en animales y viceversa".

- Holanda comenzó a tramitar su ley contra el bestialismo en 2007, después de que el diario nacional Algemeen Dabglad alertara de que esta país producía el 80% de películas de zoofilia.