Argumento: "Los animales que son nuestras mascotas sí que merecen derechos, los otros no"

Algunas personas dicen que los animales que viven con humanos en sus casas, las llamadas "mascotas", sí que deberían tener derechos jurídicos, pero los animales que no son mascotas no.


RESPUESTA VEGANA:

Las costumbres culturales que determinan qué animales no-humanos se pueden o no comer son arbitrarias.

No hay diferencia moral entre asesinar a una vaca, a un perro, a un cerdo o a un gato, todos los animales sintientes merecemos respeto[1].

En Introduction to Animal Rights: Your Child or the Dog? (2000), Gary Francione defiende que una teoría abolicionista no debería requerir que los animales tuvieran características cognitivas más allá de la sintiencia para ser considerados miembros de la comunidad moral, lo cual incluiría el derecho básico y pre-legal a no ser propiedad de los humanos. Rechaza la posición de que los animales no humanos deban tener características cognitivas similares a las humanas, como el lenguaje, cierto desarrollo intelectual o determinada autonomía para tener el derecho a no ser usados. Francione deriva este derecho del principio de igual consideración, por el cual mantiene que si los animales son considerados una propiedad, sus intereses no pueden recibir una consideración igual. En relación con esto, Francione señala que las personas viven en una esquizofrenia moral en su relación con el resto de animales. Por una parte, tomamos los intereses de los animales no humanos en serio, hasta el punto de que muchas personas viven con animales a los que consideran como un miembro más de la familia, y atribuyéndoles un valor moral intrínseco. Por otra parte, a causa de que los animales no humanos son considerados una propiedad, las personas emplean un sinfín de productos de origen animal, y sólo tienen en cuenta a los animales no humanos cuando suponen un beneficio económico.[2]



En noviembre de 2004 Bella fue rescatada de una granja
intensiva de cerdos. Los animales no son comida, son amigos.


La discriminación basada en menospreciar los intereses de un individuo perteneciente a una cierta especie animal es lo que se conoce como especismo[3].




NOTAS Y REFERENCIAS

[1] "La característica moralmente relevante para respetar la vida de alguien no es la sintiencia"
[2] es.wikipedia.org - Gary Francione
[3] Argumento: "No hay nada malo en discriminar moralmente a los animales porque no son seres humanos"

NOTICIAS RELACIONADAS

- (04/02/2010) bbc.co.uk - ¿Solución para perros que ladran mucho?
- (29/11/2009) elnuevoherald.com - La verdad sobre el desuñe de gatos

MÁS INFORMACIÓN

- es.wikipedia.org - Alimentos tabú
- forovegetariano.org - Una reflexión

SITIOS RELACIONADOS

- savebabe.com-> Most Australians are appalled by animal cruelty, yet are unaware that their supermarket purchases support one of the cruelest industries in the country.


Todos los comentarios están sujetos a moderación, según las Normas sobre los comentarios.