NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo...........................................

14 ene. 2012

EXPLOTACIÓN Y MATANZA
Zoológicos y acuarios

PROLEGÓMENO: Esta entrada consta de tres partes diferenciadas. En la primera parte respondemos brevemente a por qué los zoológicos y los acuarios son éticamente incorrectos, remitiendo a argumentos tratados en otras entradas. En la segunda parte mostramos y explicamos la explotación animal que se practica en los zoológicos y en los acuarios. En la tercera y última parte mostramos alternativas éticas a dicha explotación.


Decir que los humanos deben ser moralmente considerados y respetados porque son humanos es no decir nada. La razón por la que los humanos deben ser moralmente considerados y respetados es porque tienen intereses. Cada humano quiere vivir, evitar el dolor y disfrutar de su propia vida.

La razón por la que los animales no humanos deben ser moralmente considerados y respetados es la misma: cada uno de ellos quiere vivir, evitar el dolor y disfrutar de su propia vida. Frustrar los intereses fundamentales de otros es hacer el mal[1]. Frustrar los intereses fundamentales de otro individuo por ser de otra especie es una discriminación arbitraria llamada especismo[2], la cual es similar al racismo, al sexismo, etc.

EXPLOTACIÓN ANIMAL: ZOOLÓGICOS Y ACUARIOS

Los animales no humanos que hay en los zoológicos y en los acuarios muchas de las veces fueron separados de sus congéneres y son obligados a vivir encerrados toda la vida para que quienes pagan por verlos tengan unas horas de entretenimiento.

TRÁFICO DE ANIMALES: SECUESTROS

El tráfico ilegal de animales no humanos es uno de los más importantes a nivel global junto al narcotráfico. En 2009 se estimó que los traficantes de animales se embolsan cada año más de 10 mil millones de dólares[3]. Las víctimas del tráfico de animales son secuestradas de sus hábitats naturales, separadas de su grupo y familia, y vendidas a particulares, tiendas, circos, zoológicos, etc. donde tendrán una vida basada en el sufrimiento y la privación. Muchos de estos animales secuestrados mueren durante el transporte o directamente son matados para ser disecados, para vender sus pieles, su carne, sus huesos u otras partes de sus cuerpos como si fueran amuletos. Sólo en Brasil se capturan más de 38 millones de animales al año, pero 90% de ellos muere durante la caza o el transporte. El tráfico de animales prospera ante la tolerancia social y sigue la lógica implacable del mercado. Los animales que pertenecen a las especies que cuentan con un menor número de individuos son los mejor pagados y, por tanto, son los más cazados, acentuándose el riesgo de su extinción.

En el 2004, la revista “Magazine” dio a conocer impactantes imágenes sobre cómo los elefantes son secuestrados, cruelmente separados de su hábitat y de otros elefantes (parientes y compañeros de manada) que logran escapar de estos secuestros. En las siguientes fotos puede verse a un elefante gritando, tiene apenas tres años, es la edad perfecta para someterse al phaajaan, un cruel ritual de doma practicado por la tribu Karen, del norte de Tailandia. Al final del proceso, el elefante sometido alcanzará un valor de entre 2.000 y 4.600 dólares entre sus compradores. Otro método para “entrenar” al elefante se basa en inmovilizarlo durante tres noches sin comida y golpearle para que no logre conciliar el sueño. Al final obedecerá al hombre, por la cuenta que le trae: conoce el castigo que le espera si no hace caso o comete errores.

















A veces se considera que es más inaceptable secuestrar a un animal que vive en su hábitat natural para encarcelarle en un zoo que encerrar de por vida a alguien que nació en cautividad. Pero lo cierto es que el sufrimiento que se experimenta por la falta de libertad no puede ser justificado en función del lugar donde se haya nacido. Quienes nacieron en libertad tendrán que sufrir la pérdida de su familia, el angustioso transporte hasta el zoo, la confusión de no entender lo ocurrido, etc. Quienes nacieron en cautividad, al igual que quienes nacieron en libertad, sufrirán toda su vida encerrados, al no poder satisfacer sus intereses fundamentales.

ZOOLÓGICOS: CÁRCELES DE ANIMALES NO HUMANOS

En estas cárceles toda clase de individuos con intereses son "expuestos" como lo son las obras de arte en un museo. Una visita a cualquier zoo es suficiente para darnos cuenta de que en ellos, la libertad es la gran ausente. Las jaulas, celdas y otros espacios más o menos reducidos son las "casas" donde se obliga a vivir encerrados a muchos animales, lejos de sus hábitats naturales e igual de alejados de una vida satisfactoria. Animales como leones, tigres, ciervos, elefantes, etc. que normalmente recorren largas distancias en un corto periodo de tiempo buscando comida y que necesitan el contacto con otros animales como ellos, pasan los días aburridos y solos, o con no más de otro individuo de su propia especie. Sus conductas "habituales" son reguladas y eliminadas con regímenes de comida y apareamiento. El día a día en los zoos es monótono y repetitivo. En la mayoría de los casos no existe ningún tipo de privacidad ni estímulo, y por ello -al igual que ocurriría con nosotros- los animales sufren física y emocionalmente. Este padecimiento debido a la falta de libertad es algo tan evidente que en muchos zoos sólo hay que fijarse un poco para ver animales con trastornos psicológicos debido al estrés y la ansiedad que vivir encerrados les causa. Muchos de ellos manifiestan conductas estereotipadas, es decir, repiten monótonamente el mismo patrón de conducta o movimientos.[4]

A continuación enumeramos algunas investigaciones realizadas con cámara oculta en zoológicos y acuarios:

- En julio de 2012, FAADA y TVAnimalista realizaron una entrevista a Albert López, ex-adiestrador de la orca Ulises y de los delfines del Zoo de Barcelona y el delfinario de Oltremare (Italia), el cual expone lo que hay “detrás del telón” en estos centros.

- El 15 de mayo de 2012, la Asociación Animalista Libera! y la Fundación Franz Weber revelaron en conferencia de prensa videos e imágenes (+) de las instalaciones interiores ubicadas en el subsuelo del zoo de Barcelona, donde los animales del zoo pasan un promedio de 17hs por día encerrados en sótanos de estética medieval; algunos nunca han visto la luz del sol: jaulas oscuras, húmedas y frías donde todo es cemento, rejas y literas metálicas corroídas por el óxido, animales a los que nunca se ha visto en el exterior y de los que desconocemos su destino.

- En abril de 2012, The Captive Animals’ Protection Society (CAPS) presentó una investigación titulada “A Licence to Suffer” (Licencia para sufrir), un informe sobre las inspecciones de los zoológicos ingleses desde 2005 a 2011, abarcando una muestra aleatoria del 75% de todos los zoológicos en Inglaterra y basándose en informes de los inspectores oficiales. El informe concluye que algo está fallando en los zoológicos ingleses. Entre 2005 y 20111, al menos 380 inspecciones se han perdido, el 74% de los informes de inspección identificó cuestiones insatisfactorias recurrentes y se deberían haber tomado acciones legales contra el 95% de los parques zoológicos. El 75% de las inspecciones recientes encontraron cuestiones insatisfactorias que no se trataron posteriormente. El 89% de las inspecciones formales más recientes identificaron el aparente incumplimiento de la legislación de la CE para los parques zoológicos. Todo esto teniendo en cuenta que Reino Unido tiene una de las más estrictas legislaciones sobre zoológicos (Zoo Licensing Act 1981).

- El 7 de septiembre de 2011, Igualdad Animal presentó ante los medios de comunicación una investigación titulada "Zoos: la vida de los animales en cautiverio" realizada durante un año en ocho de los más importantes zoológicos de España. La investigación aporta documentación gráfica y la opinión de expertos sobre las lamentables condiciones en las que viven los animales encarcelados en los zoológicos. (Galería fotográfica)



Investigación de Igualdad Animal en 8 de los zoológicos más importantes de España (Link)


- En 2010, un delfín intenta suicidarse en el acuario Churaumi de Okinawa (Japón). El ex entrenador de delfines Rick O'Barry dijo que el delfín estaba tratando de matarse, comparando el comportamiento de los mamíferos con la de una persona que quiere saltar de un edificio. "El hábitat es tan poco natural que saltó en su desesperación", dijo. "Quería ponerse fin."

- En 2008, un estudio realizado por The Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA) en West Sussex (Reino Unido), publicado en la revista Science, demostró, basándose en datos sobre más de 4.500 elefantes, que cuando estos animales pasan su vida en los zoológicos europeos tienen más problemas de salud y pueden llegar a vivir hasta 40 años menos que aquellos otros individuos que se encuentran en libertad en reservas protegidas de Asia y África[5]. Los investigadores comprobaron que los animales que habían nacido en estos centros, los trasladados y la muerte de la madre, eran situaciones que suponían un mayor riesgo para los animales. Entre los ejemplares adultos, la obesidad o el estrés acortan su vida. Muchos no alcanzan los 17 años, mientras que los que viven en libertad pueden llegar hasta los 56 años. Esto igualmente ocurre con otros animales como ñus, cebras, leones, aves, etc. En libertad los leones pueden vivir en promedio 40 años, en cautiverio la mitad.

- Virginia McKenna, quien actuó en la película clásica, Born Free (Nacido Libre) y quien recibió una Orden del Imperio Británico en 2003 por su trabajo por los animales en cautiverio, dice que su participación en Nacido Libre le enseñó que[6]: “los animales salvajes pertenecen a la selva, no encarcelados en zoológicos. La libertad es un concepto muy preciado, y los animales salvajes sufren física y mentalmente de la falta de libertad que el cautiverio impone.”

- El zoólogo y etólogo inglés Desmond Morris, después de 10 años, decidió dejar su puesto de cuidador de mamíferos en el zoo de Londres afirmando que "llegué a aprender lo suficiente para saber el daño que se les hacía a los animales al tenerlos cautivos, y simplemente no quise seguir".



"Escuela y zoo" (Link)


ALTERNATIVAS ÉTICAS A LOS ZOOLÓGICOS Y ACUARIOS

PROTEGER A INDIVIDUOS

Otro argumento esgrimido por quienes defienden la existencia de los zoos, es que éstos cumplen una función conservacionista, en otras palabras, que estos lugares sirven para aparear y reproducir a animales que se encuentran en peligro de extinción, pero su vida en cautiverio les niega las experiencias que necesitan para aprender a sobrevivir. Así, hay quienes defienden los zoos como lugares de preservación de determinadas especies, para mantener la existencia de individuos debido al interés que tenemos nosotros, los humanos, en disfrutar de su existencia. Pero lo que realmente es importante no es la desaparición de una determinada especie, sino el sufrimiento y la muerte de los individuos que la conforman. Una especie no sufre su desaparición, quienes sufren son cada uno de los individuos que forman parte de la misma, y por ello, la existencia de un determinado grupo jamás justifica la esclavitud sus individuos.

Las medidas políticas que protegerían a los animales son:

- Aumento de la superficie de los Parques Nacionales donde viven los animales que se quieren proteger.
- Proteger militarmente los Parques Nacionales.
- Cadena perpetua para los cazadores y para quienes les pagan.
- Potenciar el turismo.
- Promover una conciencia animalista.

EDUCAR EN EL RESPETO Y NO EN EL DOMINIO

A pesar de que quienes defienden los zoos aseguran que son lugares con claros fines educativos, es decir, que enseñan a sus visitantes diferentes comportamientos y conductas animales, incitando a los humanos a respetarles, lo cierto es que lo que verdaderamente se aprende visitando un zoo es que es aceptable privar a los animales de su libertad para nuestro beneficio. Independientemente de que los zoos sean lugares donde se pueda aprender más o menos sobre el comportamiento de los animales, su existencia es inaceptable. Privar a alguien de libertad y ocasionarle el sufrimiento que esta privación produce no está justificado en ningún caso por el hecho de que otros vayamos a aprender algo de ello. A muchos de nosotros probablemente nos interese cómo viven y se relacionan entre ellos los humanos de determinadas culturas y sociedades, pero jamás aprobaríamos que se les privase de libertad para facilitar nuestro aprendizaje. Los animales no humanos, como individuos con intereses propios que son, merecen ser respetados de la misma forma.

CREAR SANTUARIOS Y PARQUES NATURALES

Podemos contemplar animales en su hábitat natural y en santuarios animales.

Se pueden visitar Parques Naturales mediante vehículos que estén protegidos del ataque de los animales más peligrosos.

Los santuarios animales son lugares que han sido construidos con la finalidad de ayudar a animales heridos, lisiados o que no tienen un sitio a donde ir[7], y en ellos se intenta que los animales gocen de vidas plenas.

ZOOLÓGICOS VIRTUALES

El eZOO es un proyecto revolucionario basado en los últimos avances de la tecnología, y que incluye realidad virtual, animatronics, realidad aumentada, mapping, proyecciones en 3D, entre otras, con la intención de convertir la visita a este espacio en una experiencia educativa única. Se trata de la creación de un espacio en el que concienciar sobre la importancia de la conservación de especies, el respeto a los animales, sus hábitats y ecosistemas, con programas adaptados a los distintos públicos (infantil, familiar, escuelas de educación primaria y secundaria así como universidades), y un lugar de encuentro y confluencia para científicos y expertos locales, estatales y del ámbito internacional.

Asimismo, dentro de sus objetivos se ha establecido la colaboración con las organizaciones que desarrollan programas de conservación in situ, tanto en lo económico como en la divulgación de su trabajo y en el intercambio de conocimientos, así como con programas de beca de estudios para etólogos e investigadores y estudiantes universitarios que deseen hacer trabajos sobre estos animales en sus países de origen. Se pretende, además, dar impulso a la investigación en la lucha contra el cambio climático, creando un espacio de divulgación, investigación, educación y financiación de proyectos.

eZOO incorpora todos los adelantos y desarrollos tecnológicos que, por únicos y vanguardistas, darán vida a animales virtuales inmersos en recreaciones de sus hábitats naturales y a los que se podrá ver actuando de forma absolutamente natural. La tecnología permitirá no solamente que los visitantes se sientan inmersos en el hábitat de cada especie animal y vegetal, sino que a la vez hará “vivir” la experiencia como real. Asimismo, permitirá interactuar al público con los animales virtuales, público que podrá vivir la experiencia como real.



eZOO es un proyecto de zoológico virtual (Link)