9 de septiembre de 2017

ARGUMENTO:
“Los animales omnívoros y carnívoros no pueden ser vegetarianos”

RESUMEN: ¿Los animales no humanos que son omnívoros pueden estar sanos siendo vegetarianos estrictos? ¿y los animales no humanos que son carnívoros? Éstas son algunas de las preguntas a las que aquí voy a responder.

Se comete una falacia de generalización apresurada cuando a partir de unos pocos casos conocidos de empeoramiento de la salud de perros y gatos por alimentarse con piensos veganos se generaliza y se llega a la conclusión de que los perros y gatos no pueden estar sanos con dichos piensos. Son numerosas las organizaciones nutricionistas que apoyan la idea de una alimentación sin productos de origen animal para animales no humanos omnívoros y carnívoros: Unión Vegetariana Internacional, Vegan Society, Vegetarian Society, Australian Vegetarian Society, American Veterinary Medical Association, etc. y varios estudios realizados. Asimismo, miles de perros y gatos se alimentan con piensos veganos y están sanos.

Palabras clave: gatos vegetarianos, generalización apresurada, nutrición canina, nutrición felina, perros vegetarianos

Dibujo realizado por el artista polaco Pawel KuczynskiLas personas que no comprenden que los humanos deben respetar a quienes no son humanos, con menos razón van a comprender que se debe alimentar con piensos veganos a perros, gatos, etc. Es absurdo debatir sobre alimentación vegetariana para perros, gatos, etc. con quienes aún no han comprendido que los humanos también deben respetar a quienes no son humanos[1], pues una cosa lleva a la otra. Si eres una de esas personas, te estás saltando un par de cursos. A quienes son veganos les podemos preguntar: ¿por qué la vida de un perro o de un gato tiene más valor que la vida de un ternero? Todos los seres sintientes debemos ser respetados y por lo tanto debemos promover alternativas a la matanza.

Algunas personas dicen que «los perros, gatos y otros omnívoros y carnívoros deben comer productos de origen animal porque eso es lo "natural" para ellos». Estas personas usan la falacia de la naturaleza, pues la Realidad es que todo es naturaleza y natural: lo «no natural» no existe, es un concepto religioso[2]. Además, apoyándose en dicha falacia usan el argumento de la apelación a la naturaleza (para las acciones), que también demostré que es falaz[3] porque éste asigna una «naturaleza» a cada especie animal: «naturaleza humana», «naturaleza canina», «naturaleza felina», etcétera y erróneamente concluye diciendo que «cada individuo de una determinada especie debe vivir naturalmente, es decir, de acuerdo a la naturaleza de su especie», oponiéndose de esta manera al cambio de la evolución biológica. Es curioso que estas mismas personas dicen que es «natural» que un gato se alimente con la carne de vacas, de cerdos, etc. que hay en los piensos cárnicos y en las latas de comida para gatos. Son los intereses de los seres sintientes los que determinan cómo debe ser la Realidad, no una supuesta «naturaleza del ser» que le hace inmutable[3]. Al matar a quien quiere seguir viviendo se le hace el mal, es éticamente incorrecto[4], por lo tanto es éticamente incorrecto matar a alguien en contra de su voluntad para alimentar a otro. Así lo explica Andrew Knight:

«Cada vez es mayor el número de personas que se hacen vegetarianas por rechazo al trato que reciben los animales. Sin embargo, estas personas siguen alimentando a sus animales de compañía con piensos cárnicos, causando en ocasiones el mismo daño ya que por ejemplo un perro de tamaño mediano o tres gatos, consumen aproximadamente la misma cantidad de carne que un ser humano (95 animales al año). Para optar por una dieta vegetariana en animales de compañía hay que estar bien informado. A pesar del gran prejuicio hacia la comida vegetariana para perros y gatos, no hay evidencia científica de que una dieta basada en plantas, minerales y otros ingredientes sintetizados, carezca de los elementos nutricionales que los animales requieren. Las poblaciones de gatos y perros vegetarianos son un ejemplo de animales sanos. Pensemos entonces, cuántas vidas se pueden salvar si hacemos la transición al vegetarianismo en nuestros animales de compañía.» Andrew Knight

Algunas personas reconocen que es éticamente incorrecto matar a unos animales para alimentar a otros, pero dicen que «la alimentación vegana para perros, gatos, etc. no es sana para ellos». Estas personas suelen mencionar casos anecdóticos de perros y gatos que enfermaron al ser alimentados con piensos veganos, de la misma manera que otras personas mencionan casos de humanos que enfermaron con una alimentación vegana para concluir erróneamente que la alimentación vegana no es sana[5]. Algunas veces estas personas citan noticias sensacionalistas, por ejemplo la noticia de un gato que enfermó al ser alimentado sólo con patatas, leche de arroz y pasta. El argumento de estas personas es falaz porque realizan una generalización apresurada, muestra sesgada o Secundum quid: inferieren una conclusión general a partir de una prueba errónea o insuficiente. Dichos casos de malnutrición pueden ser debidos a causas que no tienen que ver con la alimentación vegana en sí, sino con alimentar a los animales con restos de comida en lugar de con piensos veganos de calidad (Ami, Benevo, V-dog, Yarrah), o porque el animal estuviera previamente enfermo. A continuación voy a enumerar lo que ha dicho la ciencia de la nutrición sobre la alimentación vegetariana en perros, gatos, etc.:


Algunas personas dicen que «los piensos cárnicos son sanos». Sin embargo, muchos piensos cárnicos llevan grasa animal que obstruye las arterias, tejido enfermo, hormonas de crecimiento de esteroides, antibióticos, etc. El artículo «Meat-Based Diets» cita por lo menos diez estudios científicos que demostraron que los perros y gatos que comen piensos cárnicos corren el riesgo de padecer una variedad de enfermedades que van desde: enfermedades del riñón, hígado, corazón; enfermedades neurológicas, visuales y neuromusculares; enfermedades de la piel, trastornos de la coagulación, defectos de nacimiento, sistema inmunológico débil y enfermedades infecciosas. Los perros y gatos que comen piensos cárnicos también están padeciendo las enfermedades «degenerativas», tales como: sobrepeso, cáncer, enfermedades del corazón e hígado. Todo esto ocurre por la falta de una alimentación saludable.

Algunas personas reconocen que es éticamente incorrecto matar a unos animales para alimentar a otros y que estos pueden estar sanos con piensos veganos, pero dicen que es muy difícil llevar el control de la salud de un perro o gato vegetariano. El mayor cuidado debe prestarse a gatos vegetarianos, pues la orina de estos puede contener un valor de pH alcalino, con el consiguiente potencial de cálculos urinarios, bloqueos e infecciones. Por eso debemos estar atentos para acidificar la orina del gato mediante un preparado de levadura especial, por ejemplo con VegeYeast. La dosis de taurina también es esencial para los gatos, por eso debemos comprar piensos veganos de gama alta que la incorporen. Si tenemos esto en cuenta, conseguiremos que nuestros gatos tengan un magnífico estado de salud.




Alimentación de mascotas | Vegan Flash 10 | DAMO (Link)