Argumento: "Los animales omnívoros y carnívoros no pueden ser vegetarianos"

RESUMEN: ¿Los animales no humanos que son omnívoros pueden estar sanos siendo vegetarianos estrictos? ¿y los animales no humanos que son carnívoros?

[RESUMEN pendiente]

Palabras clave: gatos vegetarianos generalización apresurada, perros vegetarianos 

Como ya explicamos, los humanos son animales omnívoros que pueden estar sanos y fuertes mediante una alimentacion vegetariana pura[1]. Millones de animales omnívoros están sanos y fuertes sin comer productos de origen animal: los humanos.

Dibujo realizado por el artista polaco Pawel KuczynskiExisten empresas que distribuyen diferentes marcas de piensos vegetarianos/veganos para perros y para gatos, por ejemplo los piensos veganos de las marcas: AMI, Benevo, Evolution, etc. El fabricante de piensos veganos Evolution declaró: "ten to twenty thousand healthy and long living dogs, cats and ferrets living on the Evolution Diet" (traducción: "Entre diez y veinte mil perros, gatos y hurones viven una vida saludable y larga siguiendo alimentandose con [piensos veganos] Evolución"). En febrero de 2012, se estimaba que en Reino Unido había alrededor de 50.000 perros vegetarianos y en Estados Unidos el doble.

Algunas de personas dicen que los animales no humanos omnívoros y los carnívoros (nos vamos a centrar en perros y gatos respectivamente) deben alimentarse con productos de origen animal, aunque pudieran estar sanos sin comerlos. La razón dichas personas dan para afirmar esto es que "no es natural" o "no respeta la naturaleza de dichos animales", es decir, estas personas usan el argumento de apelación a la naturaleza. El argumento de apelación a la naturaleza es una falacia informal[2] y, por lo tanto, en la presente entrada no responderemos a estas personas.


"Desde luego, ambos animales pueden ser alimentados con comida vegetariana/vegana, aunque ninguno de ellos sea vegetariano de forma natural (los perros son omnívoros y los gatos carnívoros). Gatos y perros pertenecen a la clase carnívora, pero esto no es algo realmente importante: los pandas, por ejemplo, aunque carnívoros, son casi veganos. Estos animales nunca comerían, de forma natural, nada de lo que se encuentra dentro de la comida enlatada. Los gatos deben seguir una dieta especial, ya que necesitan un aminoácido llamado taurina, que se encuentra en los músculos de los animales. Este aminoácido ya ha sido sintetizado artificialmente, y está presente en la comida común (no vegetariana) disponible en el mercado. Los gatos vegetarianos deben integrarlo. La falta de taurina puede causar ceguera, e incluso la muerte. La comida AMÍ s.r.l. contiene taurina, así como vitamina A preformada y ácido araquidónico." AMI

Algunas personas dicen que los animales no humanos que son omnívoros y carnívoros no pueden estar sanos si no se alimentan con productos de origen animal, y que ésta es la razón por la que no deben ser alimentados así. Para afirmar que los animales no humanos que son omnívoros y carnívoros no pueden estar sanos alimentándose sin productos de origen animal, dichas personas se basan en casos que conocen personalmente o de oídas, o en ciertos estudios científicos que deberían aportar.

Formulamos de forma más clara las premisas y la conclusión de este argumento:

(P1) "Conozco casos de perros y gatos que enfermaron o murieron con piensos veganos".
(P2) "La ciencia de la nutrición dice que perros y gatos necesitan comer productos de origen animal".
(C) "Perros y gatos deben comer productos de origen animal para estar sanos".

Este argumento puede rebatirse de las siguientes maneras:


PREMISA (P1): Conozco casos de perros y gatos que enfermaron o murieron con piensos veganos

Existe una analogía entre los supuestos "casos de perros y gatos que enfermaron con piensos veganos" y los supuestos "casos de humanos que enfermaron con una alimentación vegana".

Son supuestos casos porque muchas veces son casos que se conocen de oídas o si se conocen no se conoce el detalle necesario sobre ellos. Dichos casos pueden ser debidos a causas que no tienen que ver con la alimentación vegana en sí, sino con una mala planificación de las comidas o con alguna enfermedad que dificulta alimentarse de dicha manera.

Suponiendo que dichos casos fueran ciertos no dejan de ser casos que estadísticamente pueden ser insignificantes. En lógica, la generalización apresurada, muestra sesgada o Secundum quid, es una falacia que se comete al inferir una conclusión general a partir de una prueba insuficiente. Una generalización apresurada puede ser entendida como una mala inducción (carente de cogencia). Se comete una generalización apresurada cuando a partir de unos pocos casos conocidos de empeoramiento de la salud de perros y gatos por alimentarse con piensos veganos se generaliza y se llega a la conclusión de que los perros y gatos no pueden estar sanos con dichos piensos. Lo cierto es que si dichos casos de malnutrición fueran tan frecuentes entonces se harían evidentes en las conclusiones de estudios científicos.

PREMISA (P2): La ciencia de la nutrición dice que perros y gatos necesitan comer productos de origen animal
 
Aunque los perros están clasificados en el orden de los carnívoros, son considerados omnívoros. Los omnívoros tienen un sistema digestivo adaptado para obtener nutrientes de fuentes de origen vegetal. Entonces deberemos conocer cuál es el balance de nutrientes que necesitan para que se alimenten correctamente -esto lo conocen quienes preparan piensos. Incluso las principales marcas de piensos para mascotas, tales como Del Monte, tienen productos vegetarianos para perros. Por lo tanto, igual que ocurre con los humanos, quienes no son humanos pueden alimentarse sin productos de origen animal y estar sanos.
La alimentación vegana de los animales no humanos omnívoros y carnívoros, especialmente de los carnívoros obligados, no es algo que haya que hacer a la ligera sino que debe ser bien aplicada y hacerse un seguimiento al estado de salud del animal. Especialmente hay que tener cuidado con algunos gatos machos, pues pueden producírseles cristales de estruvita; para prevenir esto también existen algunos productos que aumentan la acidez. Son numerosas las organizaciones nutricionistas que apoyan la idea de una alimentación sin productos de origen animal para animales no humanos omnívoros y carnívoros:


Unión Vegetariana Internacional:

Sobre piensos veganos la Unión Vegetariana Internacional (International Vegetarian Unión) dice lo siguiente[3]:

"Not only is it POSSIBLE to feed most cats and dogs a non-meat diet, it is also DESIRABLE. Buying "normal" pet food is supporting the same meat industry with its attendant cruelty, exploitation, waste, and environmental damage that veganism is so opposed to".

Traducción: "No sólo es posible alimentar a la mayoría de los perros y gatos con una dieta sin carne, es también deseable. Comprando comida para mascotas "normal" estás apoyando a la industria de la carne con la misma crueldad, explotación, residuos, y el daño ambiental al que se opone el veganismo."

Vegan Society, Vegetarian Society y Australian Vegetarian Society:

La prestigiosa Vegan Society[4], la Vegetarian Society[5], la Australian Vegetarian Society[6] y muchas asociaciones animalistas y vegetarianas oficiales como la UVE (Unión Vegetariana Española) respalda el uso de piensos vegetarianos para gatos y perros.

American Veterinary Medical Association:

Un artículo en la American Veterinary Medical Association dice lo siguiente[7]:

[...] Despite the belief of many veterinarians that vegetarian diets are inevitably harmful for companion animals, there were no studies demonstrating this popular “fact,” using nutritionally complete and balanced vegetarian diets. Interestingly, though, numerous studies do exist demonstrating increased risks of degenerative diseases such as kidney failure[8]; liver, musculoskeletal, and neurologic diseases[9]; birth defects[10]; and bleeding disorders[11], following chronic maintenance on commercial meat-based diets.

Until studies examining the long-term health status of cats and dogs fed nutritionally sound vegetarian diets are published, our evidence will remain limited to case reports. Fortunately, a large number of these are described on Web sites and in books[12]. They commonly illustrate substantial benefits for dogs and cats after transitioning to a vegetarian diet, including decreased ectoparasites and food allergy reactions, improved coat condition, obesity reduction, regression in signs of arthritis, diabetes, cataracts, and urogenital disease, and improved vitality. I have observed some of these effects in my vegetarian feline patients, and enjoy receiving glowing accounts from their owners. [...]

Traducción: "A pesar de la creencia de muchos veterinarios de que las dietas vegetarianas son inevitablemente perjudiciales para los animales de compañía, no existen estudios que demuestran este popular "hecho" por medio de la nutrición completa y equilibrada dieta vegetariana. Curiosamente, sin embargo, numerosos estudios demuestran que existen mayores riesgos de enfermedades degenerativas como insuficiencia renal[8], hígado, músculo-esqueléticas y las enfermedades neurológicas[9]; defectos de nacimiento[10], y trastornos de la coagulación[11], tras el mantenimiento crónico de dietas comerciales a base de carne.

Hasta que los estudios que examinan el estado de salud a largo plazo de los gatos y los perros alimentados con dietas vegetarianas nutricionalmente se publiquen, nuestras pruebas se mantienene limitadas a informes de casos. Afortunadamente, un gran número de ellas se describen en los sitios web y en los libros[12]. Se suelen ilustrar beneficios sustanciales para los perros y los gatos después de la transición a una dieta vegetariana, incluyendo la disminución de ectoparásitos y las reacciones de alergia a los alimentos, estado del pelaje, reducción de la obesidad, la regresión de los signos de la artritis, la diabetes, las cataratas y las enfermedades urogenitales y la mejora de vitalidad. He observado algunos de estos efectos en mis pacientes felinos vegetarianos, y he disfrutado con la recepción de brillantes relatos de sus dueños.



Andrew Knight. "Vegan companion animal diets" (Link)


Estudios publicados:

- En agosto de 2012, el British Journal of Nutrition publicó un estudio titulado "The gut microbiome of kittens is affected by dietary protein:carbohydrate ratio and associated with blood metabolite and hormone concentrations", dirigido por Kelly S. Swanson, de la Universidad de Illinois. La alimentación que se da a los gatos suele ser alta en proteínas y baja en carbohidratos, pero su efecto sobre el microbioma intestinal ha sido ignorado. Este estudio concluye que los gatos alimentados con un alto contenido de proteínas y bajo en carbohidratos tienen niveles más bajos de las bacterias intestinales útiles, que aquellos gatos alimentados con una proporción más equilibrada de nutrientes. Los gatos que comieron el pienso más alto en carbohidratos tenían más bifidobacterias, bacterias intestinales beneficiosas. Los bajos niveles de bifidobacterias se han asociado con el síndrome del intestino irritable en los seres humanos. Estos gatos también tenían mayores niveles de lactobacilos, las bacterias beneficiosas que pueden desempeñar un papel en la regulación del apetito y el colesterol. Los microbios que se encuentran en los intestinos de los gatitos no eran muy diferentes a los del intestino humano, lo que sugiere que las dietas específicas pueden tener efectos similares a través de las especies. "Si usted alimenta a las bacterias de un gato, un perro, o en el colon humano con el mismo sustrato, probablemente va a tener unos resultados similares", dijo Swanson en un comunicado.

- En 2006 se publicó en la revista de la American Veterinary Medical Association (Asociación Americana de Medicina Veterinaria) el primer estudio sobre la salud de una población de gatos vegetarianos a largo plazo, titulado "Evaluation of cats fed vegetarian diets and attitudes of their caregivers" (JAVMA, Vol 229, No. 1, July 1, 2006). La mayoría de los gatos fueron alimentados con un pienso vegano disponible en el mercado, aunque al 35% de los gatos se les permitió salir al aire libre (por lo cual pueden cazar). El estudio consistió en cuestionarios telefónicos con los cuidadores de los 32 gatos, y en el análisis de muestras de sangre de algunos de ellos. Las muestras de sangre se ensayaron para determinar las deficiencias de taurina y cobalamina. Los niveles de cobalamina fueron normales en todos los gatos. El nivel de taurina estaba bajo en 3 de cada 17 gatos examinados, pero no lo suficientemente bajo como para ser considerado clínicamente deficiente. El 97% de los cuidadores percibían que sus gatos estaban sanos, incluyendo los gatos que presentaron bajos niveles de taurina.

CONCLUSIÓN (C): Perros y gatos deben comer productos de origen animal para estar sanos

No se puede llegar a la conclusión de que los perros y los gatos deben comer productos de origen animal para estar sanos porque eso sólo ocurre en unos pocos casos.

Alguien podría reconocer que los perros y los gatos pueden vivir sanos sin comer productos de origen animal y aún así seguir considerando éticamente correcto alimentar a quienes no son humanos con productos de origen animal, excepto cuando las víctimas de dicha alimentación sean humanos. Esto nos lleva a otros argumentos del blog.

La razón por la que quienes no son humanos no deberían ser alimentados con otros animales no humanos es por una razón ética. Cuando alguien es matado en contra de su voluntad se le está haciendo un mal, pues se frustra el interes que tiene de disfrutar de su propia vida. Por lo tanto, no es éticamente correcto que quien no es humano sea asesinado para alimentar a otro. Así lo explica Andrew Knight:

"Cada vez es mayor el número de personas que se hace vegetariano en rechazo al trato que reciben los animales. Sin embargo, estas personas siguen alimentando a sus animales de compañía con piensos cárnicos, causando en ocasiones el mismo daño ya que por ejemplo un perro de tamaño mediano o tres gatos, consumen aproximadamente la misma cantidad de carne que un ser humano (95 animales al año). Para optar por una dieta vegetariana en animales de compañía hay que estar bien informado. A pesar del gran prejuicio hacia la comida vegetariana para perros y gatos, no hay evidencia científica de que una dieta basada en plantas, minerales y otros ingredientes sintetizados, carezca de los elementos nutricionales que los animales requieren. Las poblaciones de gatos y perros vegetarianos son un ejemplo de animales sanos. Pensemos entonces, cuántas vidas se pueden salvar si hacemos la transición al vegetarianismo en nuestros animales de compañía." Andrew Knight


Existen al menos cuatro alternativas para alimentar a animales carnívoros sin necesidad de asesinar a otros animales sintientes:

- Alimentación vegetariana estricta mediante piensos adecuadamente balanceados para tal fin.
- Alimentación con cadáveres de animales, de tal manera que sepamos que haciéndolo no estemos beneficiando a la industria de la explotación animal.
- Alimentación con carne cultivada en laboratorio (carne in vitro).
- Una mezcla de las tres anteriores. Esta es la alternativa más práctica.

CARNE IN VITRO:

La carne cultivada en laboratorio (carne in vitro) es una opción no vegetariana, pero ayuda a evitar la depredación. Ya se han desarrollado técnicas de cultivo de tejidos. Actualmente se está perfeccionando la textura que da forma a la carne para que sea más atractiva para la venta a humanos, hecho que no es necesario cuando los destinatarios son animales no humanos, ya que no dan tanta importancia a estas cuestiones estéticas. La carne producida en laboratorio eliminará las dificultades que presenta el elaborar un pienso vegano para carnívoros. Se puede consultar más información sobre carne in vitro en "Sitios Relacionados", dentro de "Referencias y Links".