EL VEGANISMO ES PONER EN PRÁCTICA LA ÉTICA MEDIANTE EL RESPETO A LOS DEMÁS SERES SINTIENTES...................................NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo.................tampoco publico gilipolleces.......................... Los comentarios están moderados, lee las Normas sobre los comentarios................................. Si no sabes dónde dejar tu comentario pregunta en el Foro General.................Si has oído cosas raras sobre este blog, es mentira, pregúntame sobre ello en el Foro General........................Gracias......................Las respuestas son mejoradas constantemente, algunas aún están mal elaboradas, no dudes en ayudar a mejorarlas............................

miércoles, 27 de agosto de 2014

ARGUMENTO:
“Comprando un animal estamos ayudándole a que pueda tener una vida mejor”

RESUMEN: ¿Es éticamente correcto comprar animales? ¿debemos comprar animales o adoptarles? Éstas son algunas de las preguntas a las que aquí vamos a responder.

Comprar animales enriquece económicamente a los explotadores de animales y no hace más que dificultar la solución para acabar con el maltrato animal que representan las tiendas de animales y la venta de animales por particulares. Sólo en algunos casos excepcionales, que cuentan con un gran simbolismo y con un seguimiento mediático importante, podemos estimar que tendrá mejores consecuencias comprar un animal para rescatarlo que adoptar a otro animal. Si se va a ayudar a un animal es mejor adoptarle o rescatarle de un centro de explotación que comprarle. Al adoptar a un animal salvamos su vida, pues en las perreras se mata a los animales si nadie los adopta.

Palabras clave: adopción, criaderos, perreras, tiendas de animales

Algunas personas dicen que la compra-venta de seres sintientes es éticamente correcta. Si bien es cierto que no hay frustración de intereses al escribir en un papel que alguien es de nuestra propiedad ni tampoco al cambiar el propietario indicado en dicho papel a cambio de una cierta cantidad de dinero, el comercio no consiste sólo en eso. El comercio legal de seres sintientes implica que estos no son reconocidos legalmente como personas (derecho a la salud/vida), sino como cosas, razón por la cual tienen el estatus legal de propiedades. Los seres sintientes no somos objetos (cosas), sino sujetos (personas) y eso debe quedar reflejado en la ley, lo cual ilegalizaría el comercio de estos. Los propietarios de las tiendas que venden animales no humanos al público se los compran a criadores o en criaderos, aunque en ocasiones son los criadores quienes realizan la venta al público directamente. La venta de animales implica perjudicar a quienes no son humanos, pues se suele cumplir la mayoría de lo siguiente:

- La explotación de las madres para cría: encierro, violación y matanza. Cuando compramos un animal financiamos la explotación de animales que se produce en los criaderos antes de llegar a la tienda. En los criaderos los animales son usados como máquinas de parir cachorros mediante violaciones continuas.
- Separación de madre e hijos.
- Matanza de animales con defectos físicos que creen que no pueden vender.
- Se promueve la idea de que quienes no son humanos son meras cosas comercializables (productos), lo cual no es cierto, pues al tener una conciencia son personas.

En el caso de las «mascotas», la compra-venta al menos implica explotar a reproductores en criaderos y la exposición de las crías en escaparates. En el caso de la compra-venta de otros animales, implica unas condiciones de vida más terribles, amputaciones y matanza. Además, la compra-venta de seres sintientes tiene unas malas consecuencias indirectas que explico en el siguiente punto.


Así funcionan los criaderos de perros de Europa del Este (Link)

"Los cachorros que las tiendas de mascotas o los criaderos muestran son adorables. Estos dependen de ese amor a primera vista para que la gente compre impulsivamente. Pero el lado oscuro de la historia radica en que mientras personas inescrupulosas se dedican a explotar a cientos de mascotas hembras, sobre todo perras, convirtiéndolas en fábricas de cachorros, miles de animales indeseados esperan en un albergue conseguir un hogar. Los cachorros que son vendidos en las tiendas de mascotas provienen de criaderos en donde las madres viven solitarias en diminutos y sucios espacios produciendo sistemáticamente camada tras camada. La vida de los cachorros en las tiendas es la exposición en jaulas pequeñísimas, mala alimentación, pésimos cuidados y estrés permanente.

Nunca compres una mascota de una tienda, de un criador, o de los vendedores ambulantes. Debes tratar de comprender que los animales no son objetos que deben ser utilizados como mercancía. La compra de mascotas ya sea por pena o por otras razones, sólo ayuda a perpetuar este negocio. Por último, comprando animales estás demostrando lo que piensas: que los animales son objetos, que no hay diferencia entre un perro y un par de zapatos, que un gato y un jean es lo mismo. Si deseas un animal, acude a un albergue, de esa manera estarás salvando no solo al animal adoptado sino también al que ocupará su lugar". [2]

Algunas personas dicen que es menos malo comprar un animal que dejarle en el escaparate de la tienda. Si bien es cierto que al animal comprado se le dará una vida mejor que si nadie le compra, estas personas sólo han reflexionado sobre las consecuencias para ese animal en concreto, no para lo que es el problema de la compra-venta en sí mismo. Comprar una «mascota» tiene estas otras consecuencias: 1) El espacio que ocupaba el animal comprado será ocupado por un nuevo animal; y 2) El dinero que hemos pagado a quien vende animales mantendrá e incluso potenciará el negocio de cría y venta de animales. Una de las cosas que podemos hacer para ayudar a los animales que se venden en las tiendas es denunciar ilegalidades en las condiciones en las que se encuentran los animales. Otra opción sería el rescate, pero es ilegal, razón por la que no podemos recomendarla; además en tal caso se deberían estimar las consecuencias no inmediatas de hacerlo (multas, cárcel, opinión pública, etc.). Si quieres ayudar a un animal debes adoptarlo, no comprarlo. Las perreras matan a los animales si nadie los adopta en pocos días. Al adoptar a un animal de una perrera o de un refugio estamos seguros de haberle salvado la vida. Lo único que tendremos que pagar serán las vacunas y esterilización del animal, nos saldrá más barato, por lo que tendremos más dinero disponible para ayudar a otros animales, por ejemplo haciendo un donativo. Al promover la adopción y adoptar estamos boicoteando el negocio de los criaderos y de las perreras.


No compres amigos, adóptalos!!! (Link)

Algunas personas preguntan: «si comprar seres sintientes es éticamente incorrecto entonces ¿por qué algunas organizaciones han comprado algunos animales?». Como algo puntual, algunas ONGs veganas han comprado seres sintientes que iban a ser matados. Por ejemplo, en 2009 la organización PETA salvó la vida a George, una langosta de 140 años de edad que iba a ser matada en un restaurante. La razón por la que puntualmente algunas organizaciones compran animales es porque estiman que salvarles se convertirá en noticia para los medios de comunicación, llegando así a millones de personas que podrán simpatizar con quien fue salvado y que eso tendría unas consecuencias positivas en la lucha contra la compra-venta de animales.

Algunas personas, horrorizadas por la explotación y matanza que la industria avícola comete contra quienes son aves, dicen que comprarán un pollito hembra o una gallina y que lo cuidarán muy bien. De esta manera creen que no harán nada malo contra las aves y que así comeran "huevos éticos". A continuación vamos a explicar por qué es éticamente incorrecto comprar un polito hembra o una gallina:

- Al comprar un pollito se separa a madre e hijo. Los criaderos embarazan y separan de manera sistemática a las gallinas de sus huevos fecundados. Los pollitos separados de su madre biológica no reciben el cuidado y amor adecuados.

- Al comprar un pollito o una gallina se está promoviendo la matanza de pollitos macho. Por cada pollito hembra un pollito macho fue matado. Los pollitos macho son matados por millones debido a que no ponen huevos y a que engordan menos que las hembras (producen menos dinero en el comercio de carne de pollo); por ello el explotador prefiere alimentar a 100 hembras que a 100 machos.

- Al comprar un pollito o una gallina, se fomenta la idea de que es necesario comer huevos para estar sano y fuerte, fomentando con ello que otros consuman huevos. No necesitamos comer huevos para estar sanos y fuertes, y dada la dramática situación que padecen los animales deberíamos difundir esta idea.

- Al comprar pollitos y gallinas se financia a los criaderos, y con ello la explotación de estas aves. En los criaderos los animales son simples mercancias que cuando son vendidos su lugar es ocupado por otros. Cuanta más demanda de pollitos y gallinas exista, más animales serán explotados y más poder económico tendrán los explotadores para promover y ampliar su negocio.

- Al comprar/vender pollitos y gallinas se asume que estos animales tienen un estatus de propiedad. Sólo las cosas deben comprarse y venderse. Quienes no son humanos tampoco son meras cosas, por lo tanto no deben ser tratados como si lo fueran, pues tienen intereses que deben ser éticamente tenidos en cuenta. Debemos tratar a los demás como individuos que tienen sus propios intereses, no instrumentalizarles para beneficiarnos de ellos.

Si a pesar de todo lo que se ha dicho, alguien mantiene su idea de tener una gallina ponedora, puede rescatar a una gallina de la indústria avícola. Aún así muchas gallinas han puesto tantos huevos que a muchas se les queda dentro uno y mueren debido a una dolorosa infección, por eso en algunos santuarios las han llegado a esterilizar para qu eno pongan más huevos.