NORMAS SOBRE COMENTARIOS: Los comentarios de infraseres no se publican, no pierdas tu tiempo...........................................

20 dic. 2000

NUTRICIÓN VEGETARIANA: yodo (entrada antigua)

Vegetarianos y no vegetarianos, según la Organización Mundial de la Salud [1], deberían tomar sal yodada (o suplementos de yodo) para prevenir las llamadas Enfermedades por Deficiencia de Yodo (EDY) [2]. Uno de los objetivos nutricionales para la población española, es que los adultos ingieran una media de 150 microgramos al día de yodo, según el Consenso al que llegó la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria en octubre de 2000, con la esponsorización de la Organización Mundial de la Salud [3]. Estas cifras se valoran en 90 mcg para niños de 6 años, y en 120 mcg para niños de 7 a 10 años [4].

Algunos estudios sugieren que los veganos que no consumen sal yodada podrían estar en riesgo de deficiencia de yodo; esto parece ser particularmente cierto para quienes viven en áreas pobres en yodo [5][6][7]. El pan puede ser una fuente de yodo ya que algunos estabilizadores de la masa contienen yodo. En los Estados Unidos, sobre un 50% de la población usa sal yodada, mientras que en Canadá toda la sal de mesa está enriquecida con yodo. La sal marina y la sal kosher generalmente no están yodadas ni tampoco lo están los condimentos salados tales como el tamari. Ha habido preocupación acerca de las dietas vegetarianas que incluyen alimentos tales como la soja, verduras crucíferas y boniatos, que contienen goitrógenos naturales. Sin embargo, dichos alimentos no han sido asociados con insuficiencia del tiroides en personas sanas cuya ingesta de yodo es adecuada. La Cantidad Diaria Recomendada (CDR) de yodo para adultos se cubre fácilmente con media cucharadita de sal yodada [8]. Algunos vegetarianos podrían realizar ingestas demasiado altas de yodo a causa del consumo de algas marinas.

Yodo en mamás vegetarianas: consejos

El hipotiroidismo subclínico es más común en veganos que en el resto de la población. Una minoría significativa de los sujetos vegetarianos toma más yodo del que debería a partir de algas marinas, principalmente kelp.

A continuación se enumeran unos consejos dirigidos a las mujeres embarazadas o lactantes vegetarianas, aportados por el Dr. Stephen Walsh, experto en vegetarianismo:

* No consumir en exceso ninguno de los siguientes alimentos, ya que hacerlo puede provocar un aumento en las necesidades de yodo: coliflor, coles de Bruselas, bróculi, sobre todo si se consumen crudos. La soja, el lino crudo, el maíz y el mijo también incrementan los requerimientos de yodo7. Sin embargo, si el consumo de yodo es adecuado, la ingesta de estos alimentos en individuos sanos no provoca problemas en el funcionamiento de la glándula tiroides1.

* No ingerir grandes cantidades de sal yodada o de algas marinas, ya que ello puede afectar a la función tiroidea. Si se usan algas como fuente de yodo, se recomiendan las tres siguientes: kelp, kombu e hijiki. Un truco interesante consiste en poner en un bote 100 gramos de alga hijiki seca ó 15g de algas kelp o kombu. Ese bote contiene la cantidad de yodo que necesita un adulto en un año.

* La cantidad de yodo ingerido debe estar dentro del rango de los 100 a 300 microgramos al día. Si se toman suplementos, éstos deben ser de unos 100 a 150 microgramos. Cuatro comprimidos a la semana, con 150 microgramos de yodo cada uno, es suficiente. [9]

NECESIDADES DIARIAS DE YODO

Niños de 6 años -> 90 microgramos.
Niños de 7 a 10 años -> 120 microgramos.
Adultos -> 150 microgramos.
Mujer embarazada -> 300 microgramos.

CARENCIA DE YODO

El yodo es un elemento esencial que, desde el punto de vista nutricional, se requiere en cantidades traza. En su metabolismo intervienen la tiroxina y la triiodotironina, hormonas de las glándulas tiroides que contienen yodo. Su deficiencia es relativamente frecuente en zonas alejadas de la costa (cuando la dieta contiene pocos alimentos del mar) o en zona montañosas (cuando se consumen productos vegetales cultivados en suelos pobres en este elemento). La deficiencia de yodo produce bocio (llamado bocio endémico), y también cretinismo, lo que afecta al crecimiento normal y produce otros problemas de salud.

En algunas de estas regiones, para mitigar el déficit de yodo, se enriquece la sal de mesa o sal con pequeñas cantidades de yodo en forma de sal yodada. Esta sal contiene yoduro de sodio, yoduro de potasio o yodato de potasio. En otras zonas con deficiencia de yodo también se agregan estos compuestos a los alimentos, tales como harina, agua y leche. Las algas son una buena fuente de yodo 100% vegetal.

"En áreas del mundo donde existe deficiencia de yodo en la dieta, tales como el Congo, India, Ecuador o Chile, o en zonas montañosas remotas como los Andes y los Himalayas, puede ocurrir hipotiroidismo severo en 5-15 % de la población. Por este motivo suele añadirse yodo a la sal de mesa." [10]

La carencia de yodo puede producir hipotiroidismo.

EXCESO DE YODO

Se recomienda no abusar en el consumo de algas debido a su algo contenido en yodo.

El exceso de yodo puede producir hipertiroidismo.

"Debida a la alta composición de las algas marinas en yodo es necesario evitar su consumo en personas que sufren hipertiroidismo, se les haya extirpado la glándula tiroides o sean muy delgadas y nerviosas. Algunas algas contienen un alto porcentaje de sodio por lo que no conviene su abuso a personas con tendencia a la hipertensión. En todos estos casos son más aconsejables las algas de agua dulce como la Klamath, la Espirulina o la Clorela." [11]


ANALÍTICAS

Aquí dejaré cosas que tengo pendientes de investigar.

- Elevación de la hormona tirotropina o tirotrofina (TSH), lo cual interfiere con la función ovárica (esterilidad).

- Nivel adecuado de la hormona triyodotironina (
T3) ->
- Nivel adecuado de la hormona
tiroxina o tetrayodotironina (T4) -> 4.5 - 11.2 μg/dl
- Nivel adecuado de T4 libre: 0.8 - 1.9 ng/dl

Hipertiroidismo: es una patología causada por la hipersecreción de hormonas tiroideas (tiroxina (T4) libre o de triyodotironina (T3) libre, o ambas) dando lugar a unos niveles plasmáticos anormalmente elevados.. Se observa un alto nivel de T4. Si la TSH es suprimida, puede haber una producción descontrolada de T4, mientras que una TSH normal generalmente descarta una enfermedad tiroidea. La medición de anticuerpos, como el anti-receptor TSH contribuye al diagnóstico.

Hipotiroidismo: se produce por una disminución de los niveles de hormonas tiroideas en plasma sanguineo y consecuentemente en tejidapos, que puede ser asintomática u ocasionar múltiples síntomas y signos de diversa intensidad en todo el organismo. Con referencia al yodo, se ha demostrado que en el caso del hipotiroidismo de origen autoinmunitario (Hashimoto), un consumo suficiente del oligoelemento tiende a empeorar la enfermedad, al aumentar la actividad y número de anticuerpos antiroideos, por lo que muchos endocrinos desaconsejan el aumento del consumo del yodo en estos casos. Por tanto, la recomendación de consumo de yodo llevará a muchas personas a un empeoramiento de la patología, salvo que su hipotiroidismo sea por falta de este (muy poco frecuente hoy en día).

_______________________________________________________________________________________

REFERENCIAS

[1] WHO. Action plan aiming at the sustainable elimination of iodine deficiency in Europe. En: Development of the first food and nutrition plan for the WHO European Region. Report on a WHO Consultation. Malta, 1999.
[2] Pombo M, Barreiro J, Plasencia E. Bocio endémico. En: Actualizaciones en Endocrinología: Tiroides. McGraw-Hill/ Interamericana. 1998
[3] Serra Majem Ll, Aranceta Bartrina J. Objetivos nutricionales para la población española. Consenso de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria. En: Guías alimentarias para la población española. Sociedad Española de Nutrición Comunitaria. Madrid. SENC. 2001; 345-51
[4] Delange F, Dunn JT, Glinoer D. Specific recommendation on iodine nutrition for mothers and infants in Europe. En: Delange F, Dunn JT, Glinoer D, editors. Iodine Deficiency in Europe. Nueva York: Plenum Press, 1993;478-479
[5] Messina MJ, Messina VL. The Dietitian's Guide to Vegetarian Diets: Issues and Applications Gaithersburg, MD: Aspen Publishers; 1996.

[6] Appleby PN, Thorogood M, Mann JI, Key TJ. The Oxford Vegetarian Study: An overview. Am J Clin Nutr 1999;70:525S-531S.
[7] Remer T, Neubert A, Manz F. Increased risk of iodine deficiency with vegetarian nutrition. Br J Nutr 1999;81:45-49.
[8] Food and Nutrition Board, Institute of Medicine. Dietary Reference Intakes for Vitamin A, Vitamin K, Arsenic, Boron, Chromium, Copper, Iodine, Iron, Manganese, Molybdenum, Nickel, Silicon, Vanadium, and Zinc Washington, DC: National Academy Press; 2001.
[9] Unión Vegetariana Española - Dieta vegetariana en el embarazo y la lactancia: 12 + 1 trucos
[10] Tu Otro Medico - Hipotiroidismo
[11]
En Buenas Manos - Las algas: la verdura del mar

MÁS INFORMACIÓN


Consumer Eroski - La importancia del yodo
International Vegetarian Union - El yodo
Kurioso - El hombre que ha salvado de la locura a un millon de ninos tibetanos

Union Vegetariana Española - Yodo e hipotiroidismo
Veganismo en la Red - Yodo

_______________________________________________________________________________________